Bogotá. La solicitud del magistrado colombiano Mauricio González para investigar al presidente de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt, por la presunta exigencia de 500 millones de pesos a cambio de un fallo a favor de la fiduciaria Fidupetrol, deja ver que otros tres magistrados ya habían sido informados sobre este millonario cobro.

El abogado colombiano Víctor Pacheco, quien representó a la fiduciaria, contactó a los magistrados Luis Ernesto Vargas, Gabriel Eduardo Mendoza y María Victoria Calle para contarles sobre los hechos pero solo González decidió llevarlo ante los estrados.

González ha solicitado que sus compañeros sean llamados a declarar y que haya un careo entre el presidente de la Corte y Pacheco, quien le advirtió que Pretelt lo había tratado de involucrar en la exigencia del dinero a cambio del fallo a favor de la compañía.

Frente al escándalo, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pidió investigar inmediatamente todos los detalles de la denuncia hecha por González para aclarar a la opinión pública lo sucedido y preservar así la integridad de la Corte Constitucional.

A través de un comunicado firmado por el ministro de la Presidencia de Colombia, Nestor Humberto Martínez, se pidió a la Comisión de Acusaciones de la Carta de Representantes investigar a fondo las denuncias contra Pretelt y su relación con Fidupetrol, cuyos directivos han asegurado no tener conocimiento del presunto cobro.