Lima. El procurador anticorrupción, Christian Salas, afirmó este jueves que el anunciado pedido de la defensa legal de Alberto Fujimori, de pedir la revisión de la sentencia por 25 años de prisión, será "uno más de los tantos pedidos rechazados".

Indicó que la calificación de "lesa humanidad" efectuada por la Sala Penal Especial respecto a los delitos por los que la Corte Suprema de Chile determinó la extradición del ex presidente, "no enerva (debilita) en nada la resolución" final.

"(Este pedido de revisión) Será uno más, de los tantos pedidos que han sido rechazados a la defensa (de Alberto Fujimori)", aseguró el representante del Estado.

Salas refirió que Chile aprueba la extradición para que lo procesen por homicidio, lesiones graves, secuestro y por eso se le procesó y condenó, por lo que la calificación "doctrinaria y jurídica" de la Sala Especial de la Corte Suprema no afectaba este proceso.

Asimismo, explicó que están atentos a la resolución sobre el pedido de competencia de la Cuarta Sala Penal Liquidadora, que verá el caso de los "diarios chicha", que resolverá en los próximos días la sala a cargo del juez supremo Javier Villa Stein.

"Hay antecedentes que nos permiten estar bastante alertas, estamos a la espera de una decisión sobre esta sala y su competencia. Jurídicamente tenemos claro que Fujimori ya no cuenta con ningún tipo de privilegio, ni inmunidad, porque ese plazo ya venció", sostuvo.

Comentó que si la Corte Suprema le da la razón a la defensa de Fujimori, "se anulan los cuatro meses de juicio que hemos tenido".

Testigos. A su salida de la audiencia por el juicio por los "diarios chicha", aseguró que aún faltan 14 testigos más y que la presentación de Humberto Rozas, exjefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), ofreció una gran información que sustenta la denuncia contra el exmandatario.

"Se vienen más testigos, tantos que van a terminar con la sustentación de la acusación fiscal, el Ministerio Público ha desarrollado un conjunto de preguntas bastante pertinente y el que la defensa evite ciertas preguntas, evidencia que hay algo que no les conviene que los testigos digan", anotó.

Explicó que Rozas determinó su dependencia con Vladimiro Montesinos y no directamente con el presidente de entonces, Alberto Fujimori.

"En la práctica dependía de Montesinos que era el nexo, que él daba cuenta de sus acciones a Fujimori, a través de Montesinos, y Fujimori le daba órdenes a través de Montesinos", precisó.