Ciudad de México. Ricardo Anaya, abogado de profesión, eligió la política como carrera, lo cual le ha permitido ser presidente de la Cámara de Diputados de México, dirigente del conservador Partido Acción Nacional (PAN) y ahora, a sus 39 años, busca ser el presidente de los mexicanos, a quienes ofrece "un cambio profundo" del país.

Anaya es uno de los cuatro candidatos que disputarán la Presidencia de la República el próximo domingo 1 de julio.

Representando a la coalición "Por México al Frente", integrado por el PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano, Anaya va en segunda posición en las preferencias electorales, según encuestas de opinión.

Hijo de María Elena Cortés del Palacio, arquitecta, y de Ricardo Anaya Maldonado, ingeniero químico, el candidato nació el 25 de febrero de 1979 en el central estado de Querétaro.

Anaya, quien además toca algunos instrumentos musicales como el piano y la guitarra, se casó a los 26 años con Carolina Martínez Franco, y tienen tres hijos: Carmen, Santiago y Mateo.

La Procuraduría General de la República de México abrió un expediente en su contra por su presunta implicación en la compraventa de un terreno industrial que le dejaría ganancias por unos US$2,5 millones, algo que hasta ahora no se ha comprobado.

Raúl Tortolero, consultor panista y cercano a Anaya, señaló a Xinhua que al candidato le gusta leer y estudiar temas sobre economía, ciencia y tecnología, ciencias sociales y ciencias políticas.

Agregó que el aspirante presidencial se levanta diario a las cinco de la mañana y es "muy disciplinado y ordenado en todo lo que hace".

Tortolero dijo que Anaya además de "ser amigable y comprensivo", también "es muy inteligente, capta todo a la primera, memoriza las estadísticas, los datos, las cifras y estructura inmediatamente sus discursos. Sin duda es alguien perfeccionista que busca ser la versión de sí mismo y sí, es exigente".

Anaya es egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro, donde es profesor titular en Derecho Constitucional y Teoría del Estado en la Facultad de Derecho.

Cuenta con una maestría en Derecho Fiscal por la Universidad del Valle de México y es doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A los 21 años se afilió al PAN y su carera política despegó en el año 2000 al presentar su candidatura a diputado local por el XIV Distrito de Querétaro.

De 2003 a 2009 fue secretario particular del entonces gobernador de Querétaro, Francisco Garrido, y desde 2009 se desempeñó como coordinador de Desarrollo Humano del gobierno del estado.

 

En 2010 fue diputado local por Querétaro, hasta abril de 2011, fecha en la que el entonces presidente de México, Felipe Calderón (2006-2012) lo nombró subsecretario de Planeación Turística.

Posteriormente fue elegido diputado federal por el principio de representación proporcional a la LXII Legislatura, cargo en el cual permaneció hasta 2015 y donde se ganó el apodo de "Joven Maravilla", por su capacidad para aprender rápido.

También ejerció como presidente de la Cámara de Diputados del 1 de septiembre de 2013 al 5 de marzo de 2014.

El 30 de septiembre de 2014 fue nombrado presidente interino del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, en sustitución de Gustavo Madero, quien pidió licencia al cargo para encabezar la lista de candidatos a diputados plurinominales del partido para las elecciones federales de 2015.

El 16 de agosto de 2015, el PAN celebró elecciones internas para definir al nuevo presidente del partido, en las cuales Anaya resultó electo con el apoyo del 81% de los votos.

Sin embargo, de cara a las elecciones presidenciales, el 9 de diciembre del año pasado renunció al cargo para postularse dentro de su partido como aspirante a la Presidencia de la República, algo que además de ser criticado por sus adversarios, provocó la salida de algunos militantes panistas.

Entre los inconformes figuró Margarita Zavala, esposa del ex mandatario Felipe Calderón, quien al no darle la oportunidad de buscar la candidatura a la Presidencia de México por el PAN, se salió para hacerlo por la vía independiente, aunque se retiró en mayo pasado.

Anaya acordó crear junto al izquierdista Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, la coalición "Por México al Frente", en busca de obtener la victoria en las elecciones de este domingo y con la que dice que de ganarlas, además México logrará contar con el primer gobierno de coalición.

"El México con el que soñamos sólo se puede construir trabajando en equipo", afirmó Anaya ante miles de simpatizantes al dirigir un mensaje de cierre oficial de campaña el domingo pasado en la Ciudad de México.

Anaya llevó su campaña acorralado por diversos escándalos en los que lo involucran en supuestos actos de corrupción y hasta presunto lavado de dinero.

 

La Procuraduría General de la República (fiscalía) de México abrió un expediente en su contra por su presunta implicación en la compraventa de un terreno industrial que le dejaría ganancias por unos 50 millones de pesos (unos US$2,5 millones), algo que hasta ahora no se ha comprobado.

De acuerdo con Anaya, estas acusaciones son parte de una campaña en su contra para favorecer al ex canciller y ex ministro de Hacienda, José Antonio Meade.

Meade, quien no milita en ningún partido, es el candidato presidencial de la coalición "Todos Por México", encabezada por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), de la mano del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza.

Pese a ello, Anaya confía en obtener los votos necesarios que le den la victoria en las elecciones del próximo 1 de julio y derrotar al puntero de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, de 64 años.