Madrid. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, suspendió este jueves un viaje previsto a Brasil para seguir de cerca la situación en España, en una semana clave por la reforma laboral y eventuales movilizaciones de los sindicatos.

"Se lo comunicó anoche al presidente (brasileño Luiz Inácio) Lula de Silva y la razón es que quiere seguir de cerca el proceso de la reforma laboral y participar en el consejo de ministros de este viernes", dijo un portavoz del Palacio de la Moncloa.

Zapatero presenció esta mañana la votación en el Congreso de los Diputados de su plan de ajuste adicional para el 2010 y 2011 y tenía previsto viajar en la tarde de este jueves a Río de Janeiro para asistir a una nueva reunión de la Alianza de Civilizaciones y entrevistarse con el presidente brasileño.

El mandatario español ha dado a sindicatos y empresarios plazo hasta finales de mayo para acordar una reforma del mercado laboral.

En su defecto, el Gobierno ya dijo que podría imponer cambios unilaterales para fomentar la contratación en el mercado laboral, donde el número de desempleados ha superado en el primer trimestre los 4,5 millones.