Mesa, EE.UU. Mitt Romney está recuperando el puesto de favorito en la carrera republicana con vistas a las elecciones presidenciales en Estados Unidos tras su sólida aparición en un debate en Arizona y el alza registrada en los sondeos ante su mayor rival, Rick Santorum.

Un agresivo Romney puso a Santorum a la defensiva en varios ocasiones durante un debate realizado la noche del miércoles para la cadena CNN, atacando a su rival, un ultraconservador en materias sociales, por apoyar programas que significaron grandes gastos gubernamentales.

Romney consiguió una pequeña ventaja en un sondeo publicado el miércoles en Michigan, que al igual que Arizona celebrará unas primarias el 28 de febrero. Hace una semana, Santorum tenía una ventaja de dos dígitos sobre su rival en la carrera por Michigan.

El ex gobernador de Massachusetts obtuvo el jueves además el tibio apoyo del mayor diario de Michigan, con la condición de que Romney deje de lado las disputas con los otros aspirantes republicanos y vuelva a centrarse en su experiencia y su liderazgo colaborativo.

El ritmo de la carrera republicano se acelerará en marzo, cuando 22 estados celebran primarias, 10 de ellos en el "Súper Martes" del 6 de marzo.

"Este debate le dará algo de impulso a Romney antes de las primarias de Michigan," comentó el estratega republicano Ron Bonjean.

"Santorum claramente lo pasó mal teniendo que disculparse y explicar tantas de sus votaciones (en el Congreso)", agregó.

El debate fue la primera aparición de Santorum en el centro del escenario político desde que pasó a liderar la carrera republicana con sus victorias el 7 de febrero en Misuri, Minesota y Colorado.

Pero su incómoda defensa ante las preguntas sobre sus votaciones en el Senado, como su afirmación de que a veces tuvo que votar por leyes que no le gustaban, podría afectar el apoyo que tiene entre conservadores cansados de los políticos de siempre en Washington.

"Siempre hay una excusa", dijo de las explicaciones de Santorum su rival Ron Paul. "Ese es el problema con Washington(el Congreso)", agregó Paul, un congresista texano que calificó el conservadurismo fiscal de Santorum como "falso."

Santorum, un ex senador de Pensilvania, es el último candidato que desafía seriamente a Romney en su carrera por la nominación republicana para enfrentarse al demócrata Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

Las primarias en Michigan, donde Romney nació y creció y donde su padre fue gobernador, se han convertido en una victoria obligada para Romney.

Si pierde, Romney sufriría un golpe demoledor que podría hacer sonar las alarmas entre los republicanos por su capacidad de conseguir el apoyo de los conservadores, llevando la nominación a una batalla larga y potencialmente agotadora.

Sin embargo, si Romney gana en Michigan y Arizona volvería a liderar unas primarias en las que varios competidores lo han puesto en aprietos para luego perder terreno.