Nevada. El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, logró una cómoda victoria en las primarias republicanas de Nevada y se afirma como candidato presidencial para pelearle la Casa Blanca a Barack Obama en las elecciones del próximo 6 de noviembre, se informó hoy.

Tal como sucedió el pasado martes en las primarias del estado de Florida, Romney sacó una amplia ventaja frente al expresidente de la Cámara de Representantes estadounidense, Newt Gingrich, al congresista Ron Paul y al ex senador Rick Santorum, informó Europa Press, cuya información recoge Télam.

Este es el segundo triunfo consecutivo de Romney y el tercero en las primeras cinco contiendas en la lucha estado por estado para encontrar al rival republicano de Obama.

El resultado, cuyas cifras finales aún no se dieron a conocer, impulsa a Romney en condición de favorito de cara a las próximas primarias en Minesota, Colorado y Misuri el próximo martes.

Romney esperaba un resultado así que le sirviera de trampolín para una serie de victorias en las primarias en febrero, que lo posicionen a su vez para sacar del medio a Gingrich en las diez contiendas estatales del "Super Martes" el 6 de marzo, o incluso antes.

Sin embargo, Gingrich ofreció una conferencia de prensa después de que se conociera su derrota para abordar las especulaciones de que podría retirarse anticipadamente de la contienda.

"No me voy a retirar", declaró a periodistas, reiterando su frecuente promesa de continuar en la carrera de primarias hasta la convención de nominación republicana que se realizará en agosto en Florida.

Después de las primarias del martes en Colorado, Minesota y Misuri, Maine completará el próximo sábado los caucus de la semana, mientras que a Arizona y Michigan les llegará su turno el 28 de febrero.