Novi, EE.UU. El aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano Mitt Romney evitó una humillante derrota en el estado donde creció el martes, al superar a su rival Rick Santorum en una reñida primaria en Michigan.

Romney también consiguió una victoria fácil en Arizona, pero todos los ojos estaban puestos en Michigan, el estado que planteaba una prueba crucial para el favorito en la contienda de su partido.

Las cadenas de televisión anunciaron la victoria de Romney cerca de una hora y media después del cierre de los centros de votación.

Con el 91% de los precintos reportados, Romney tenía un 41% de las preferencias frente al 38% de Santorum. El congresista de Texas Ron Paul quedaba tercero con el 12% de los votos y el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich obtenía un 7%.

"No ganamos por mucho, pero ganamos por la cantidad suficiente y eso es todo lo que cuenta", dijo Romney a sus simpatizantes.

Las dos victorias de Romney le dan un nuevo impulso de cara al "Súper Martes" de la próxima semana, cuando 10 estados de todo el país celebrarán votaciones de nominación.

Una derrota en Michigan, donde su padre fue un popular gobernador, habría planteado interrogantes sobre la capacidad de Romney para atraer a los votantes conservadores y de clase obrera en la batalla para decidir al candidato que enfrentará al presidente Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.