Des Moines/Denver, EE.UU. El presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney intercambiaron el miércoles amargas críticas sobre la asistencia social y los derechos de las mujeres durante la campaña para los comicios presidenciales de Estados Unidos.

Ambos candidatos buscan tomar una ventaja en los estados clave que podrían inclinar el resultado de las elecciones que se realizarán el 6 de noviembre.

Romney dijo a sus partidarios en Iowa, un estado golpeado por la sequía, que sentía el lugar como un "segundo hogar".

El republicano pronunció un discurso acusando al presidente demócrata de flexibilizar los requisitos laborales mediante una ley de asistencia social de 1996, y advirtió que un segundo mandato de Obama llevaría a "un nivel crónico de alto desempleo".

"Es duro ser de clase media en Estados Unidos actualmente", dijo Romney ante una multitud entusiasta en la secundaria Central High School de Des Moines. El republicano más tarde tenías contemplado visitar un campo de maíz para mostrar su apoyo a los agricultores que hacen frente a la sequía en todo el Medio Oeste.

Mientras tanto, Obama inició una gira de campaña de dos días en Colorado, con un ojo puesto en las mujeres votantes, otro grupo clave de cara a lo que probablemente será una elección cerrada en estados clave como Iowa, Colorado, Ohio, Florida y Virginia.

"El concentrará sus comentarios en su compromiso por asegurar que las mujeres tengan acceso a cuidados de salud asequibles", dijo a periodistas el portavoz de la campaña de Obama, Jen Psaki, a bordo del Air Force One.

Un sondeo de Reuters/Ipsos publicado el miércoles mostró que la ventaja de Obama sobre Romney entre los votantes registrados es de un 49% ante un 42%, cifra ligeramente superior a la ventaja de 6 puntos que el presidente tenía un mes antes frente al ex gobernador de Massachusetts.

Por otra parte, un sondeo de ABC News/Washington Post mostró que un 49% de los estadounidenses tiene una opinión desfavorable de Romney, en comparación con el 43% de los votantes que tiene la misma percepción de Obama.

En tanto, una última encuesta de la Quinnipiac University, CBS y el New York Times mostró a Obama por delante de Romney en Virginia y Wisconsin, pero por detrás del candidato republicano en Colorado.

Psaki dijo que la campaña de Obama espera una dura lucha en estados clave.

"Vamos a Colorado hoy (miércoles) porque sabemos que la carrera va a estar cerrada, porque conocemos la profunda fragilidad de las mujeres y familias en Colorado para tener acceso a cuidados de salud asequibles. Es por eso que el presidente irá ahí", dijo Psaki.

"No estamos dejando ninguna piedra sin mover, no estamos dando ningún voto por sentado", agregó.

Ambos candidatos también centrarán su campaña en estados indecisos durante próxima semana. Romney realizará a partir del sábado un recorrido en autobús por Virginia, Carolina del Norte, Florida y Ohio, mientras que Obama viajará a Iowa para realizar desde el lunes una gira de tres días por tierra.