Dayton, EE.UU. Mitt Romney y Rick Santorum hicieron este lunes un último esfuerzo para conseguir apoyo para ganar la vital batalla de Ohio, un día antes de que 10 estados celebren un crucial "súper martes" que podría empezar a definir las primarias republicanas en Estados Unidos.

Romney ha ido ganando terreno a Santorum en los sondeos de Ohio durante los últimos días, borrando una ventaja de dos dígitos que tenía el ex senador de Pensilvania.

Dos nuevos sondeos mostraron el lunes que la batalla será estrecha: uno le daba a Romney una ligera victoria, mientras que otro mostraba a Santorum con algo de ventaja.

Ohio es el estado más grande en disputa y el premio más preciado de las 10 primarias del "súper martes", el día más importante en la carrera republicana para encontrar un rival para el presidente Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

En un mitin en Dayton y una conferencia telefónica posterior con periodistas, Santorum mantuvo los ataques contra Romney por apoyar un mandato individual sobre la contratación de seguros médicos en el plan de salud de Massachusetts, precursor de la reforma federal de Obama.

Santorum dijo que el apoyo de Romney al plan de salud cuando era gobernador de Massachusetts "invalida el tema principal de su campaña" contra Obama, y es una prueba de por qué no puede obtener el apoyo de los conservadores.

"Romney es alguien que simplemente no es genuino. No es alguien en quien puedas confiar", dijo Santorum a periodistas.

Por su lado, Romney, que se ha mostrado a favor de revocar la ley federal, ha dicho que apoyó el proyecto en Massachusetts pero que no cree que el Gobierno federal deba dictar una estrategia sanitaria única para todos los estados.

En una parada matinal en Canton, en el noroeste industrial de Ohio, el ex directivo de fondos privados se puso un casco para pasear por una fábrica. En otra parada en Youngstown, Romney prometió centrar su presidencia en la recuperación económica, y lanzó un ataque a Santorum y sus días como senador.

"Necesitamos tener un presidente que entienda de economía si vamos a arreglar la economía. Y mi comprensión de la economía y los empleos no viene de leer sobre ello o de debatirlo en una reunión de un subcomité", dijo.

"Mi experiencia en economía viene de vivir de verdad en la economía", agregó.

Romney disfruta de un impulso en las primarias tras una racha de cinco victorias coronada por sus triunfos de la semana pasada en Michigan, Arizona y Washington. Ganar en Ohio, un estado clave en las elecciones generales, volvería a ponerlo claramente a la cabeza de la carrera, pese a las dudas sobre él que siguen albergando los conservadores.

En tanto, una victoria de Santorum en Ohio volvería a dar vuelta una carrera que ya ha cambiado antes de dirección.

Santorum aspira a ganar en los conservadores estados de Oklahoma y Tennessee, mientras que Romney es favorito en Vermont, Massachusetts y Virginia.