Río de Janeiro. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró hoy que el país "volverá a crecer" y que logrará "reducir la inflación".

"Brasil, pueden tenerlo claro, volverá a crecer y a reducir la inflación", dijo Rousseff este viernes en Juazeiro do Norte, en el estado de Bahía (noreste).

Ahí entregó un conjunto de residencias populares del programa gubernamental "Mi Casa, Mi Vida", algo que según ella es una de las armas del gobierno para "mover la economía".  

"Lanzaremos la tercera fase del programa 'Mi Casa, Mi Vida' hasta el 10 de septiembre. Y esto significa más de tres millones de casas", remarcó la mandataria en su discurso en el que también afirmó que Brasil vive ahora "una travesía".

Rousseff ve esto con "optimismo y esperanza" pese a los malos números que presenta la economía, que debe contraerse entre un 1,5 y un 2 por ciento según el mercado financiero de Brasil, con una inflación superior al 9 por ciento y un aumento de la tasa de desempleo.

La mandataria dijo que se necesita "coraje y determinación" para enfrentar y resolver el problema.