Pasar al contenido principal
Rousseff firma documento de toma de mandato de Lula como jefe de gabinete en medio de protestas
Jueves, Marzo 17, 2016 - 09:31

En la ceremonia de designación del ex presidente se registraron protestas de un grupo de parlamentarios opositores que rechazaban la medida con gritos y gestos dirigidos a Dilma Rousseff, quien no podía comenzar su discurso tras la firma del documento.

Brasilia. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, firmó este jueves por la mañana los términos del mandato del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como su nuevo jefe de gabinete.

En la ceremonia de designación del ex presidente se registraron protestas de un grupo de parlamentarios opositores que rechazaban la medida con gritos y gestos dirigidos a Dilma Rousseff, quien no podía comenzar su discurso tras la firma de documento.

La ceremonia de investidura ocurre en medio del empeoramiento de un clima ya tenso en la escena política tras la divulgación el miércoles de una conversación telefónica en que Rousseff le dijo a Lula que estaba enviando un emisario para entregarle el documento de su nombramiento como ministro para que lo usara "en caso de necesidad".

Lula fue blanco de la vigésimo cuarta fase de la "Operación Lavado de Autos" a inicios de marzo por sospechas de que habría sido beneficiario en delitos que involucran a la petrolera estatal Petrobras.

Enfrentamientos de manifestantes rivales. Partidarios del líder de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva chocaron brevemente el jueves con opositores a su Partido de los Trabajadores en los alrededores del palacio presidencial, donde tenía previsto asumir como jefe de Gabinete de la presidenta Dilma Rousseff.

La policía dijo que usó gas pimienta para impedir un enfrentamiento entre los grupos rivales y separar a unos 300 manifestantes de la oposición que intentaban entrar a la plaza, ocupada por más de 300 manifestantes a favor del gobierno.

Cientos de manifestantes contra el gobierno pidiendo la impugnación de Rousseff y el arresto de Lula también bloquearon la Avenida Paulista de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña y centro económico del país.

La moneda y las acciones de Brasil subieron con fuerza el jueves en los primeros negocios, ya que un segundo día de protestas para pedir la salida de Rousseff aumentó las apuestas a que esto efectivamente ocurrirá.

La designación de Lula en el gabinete, un movimiento visto por sus críticos como una forma para defender al ex presidente de las acusaciones en una investigación de corrupción, desató grandes protestas en varias ciudades brasileñas el miércoles.

La economía brasileña se encuentra estancada en la peor recesión en una generación y el descontento popular con Rousseff está creciendo a medida que una investigación sobre los sobornos y arreglos políticos en torno a la petrolera estatal Petrobras alcanza a su círculo íntimo.

Autores

Reuters