Panamá. La presidenta brasileña Dilma Rousseff expresó este sábado en la capital panameña su rechazo a las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y solicitó a Washington poner fin al bloqueo contra Cuba.

"El buen momento de las relaciones hemisféricas ya no admite medidas unilaterales y políticas de aislamiento, son contraproducentes e ineficaces. Por ello rechazamos la adopción de sanciones contra Venezuela", fustigó Rousseff durante su intervención en la VII Cumbre de las Américas.

El vínculo entre Washington y Brasilia aparece deteriorado por el malestar provocado en 2013, tras darse a conocer el espionaje estadounidense contra la mandataria brasileña, luego de la filtración de documentos clasificados por el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en inglés) de Estados Unidos, Edward Snowden.

Por ese hecho, la presidenta brasileña canceló la visita de Estado a Washington programada en octubre de 2013, aunque para esta jornada las partes acordaron mantener un encuentro bilateral.

Durante su participación en la Cumbre de las Américas la jefa de Estado celebró el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.

"Esta cumbre inaugura una nueva era en las relaciones hemisféricas", señaló Rousseff, quien sin embargo, destacó que todavía se tiene "un largo camino y muchos retos".

En cuanto a su país, Ruousseff destacó los avances sociales y económicos de Brasil y enfatizó la importancia de la educación de alta calidad para ingresar a una economía del conocimiento que deje atrás el hecho de ser meros productores de bienes primarios.