Las donaciones a la campaña a la reelección de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, sextuplican hasta ahora a las recibidas por la opositora y favorita en las encuestas, Marina Silva, informó este sábado una fuente oficial.

La campaña de Rousseff ha recibido hasta ahora 123,3 millones de reales (unos US$55 millones), mientras que el comité de Silva ha recaudado en donaciones 19,5 millones de reales (unos US$8,7 millones ), según un balance divulgado este sábado por el Tribunal Superior Electoral.

Las cuentas de Marina Silva aún están a nombre de Eduardo Campos, candidato fallecido el pasado 13 de agosto en un accidente de avión y que fue sustituido por la exsenadora.

El tercer candidato en las encuestas de intención de voto, el socialdemócrata Aécio Neves, recaudó 40,6 millones de reales (cerca de US$18 millones).

Las donaciones son procedentes de empresas y particulares y las más cuantiosas, en los tres casos, proceden de constructoras, bancos y grandes compañías privadas.

Según las últimas encuestas, ningún candidato se impondrá en la primera vuelta de las elecciones, el próximo 5 de octubre, en la que aparecen prácticamente empatadas Rousseff y Silva.

La opositora Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), se impondría en una hipotética segunda vuelta, que se celebraría el próximo 26 de octubre, con cerca de siete puntos de ventaja sobre la actual jefa de Estado, según esos mismos sondeos.