La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, lidera con 51,18 % de los votos la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo y se impone por ajustado margen al opositor Aécio Neves (48,04 %), con el 96,48 % del censo escrutado, según los números oficiales del tribunal electoral.

Ese resultado parcial deja a Rousseff a un paso de la reelección y confirma que la segunda vuelta de los comicios se definirá por un apretado margen, tal como lo previeron todas las encuestas de opinión difundidas en los últimos días.

La elección será decidida por los últimos 5,8 millones de votos que aún no han sido escrutados y que, en su mayoría, corresponden a las regiones del norte y el oeste del país, donde las mesas cerraron más tarde por diferencias de usos horarios.