La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tomó juramento este sábado a tres nuevos ministros en una reforma de gabinete que fortalece a dos importantes partidos aliados del Gobierno con vistas a las elecciones de 2014.

Dos de los nuevos ministros, Wellington Moreira Franco, titular de Aviación Civil, y Antonio Andrade, de Agricultura, son destacados militantes del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la primera fuerza política del país, y Manoel Dias, secretario general del Partido Democrático Laborista (PDT), asume la cartera de Trabajo.

Rousseff destacó la importancia de dar representación en el Ejecutivo a todas las regiones del país y a la diversidad de fuerzas políticas para garantizar la gobernabilidad.

"La capacidad de estructurar coaliciones es crucial para un país como Brasil, con 27 estados y esta dimensión territorial", afirmó la jefa de Estado en un discurso pronunciado ante numerosos ministros y políticos en el palacio presidencial de Planalto.

Moreira Franco, uno de los líderes del PMDB en Río de Janeiro y hasta ahora actual ministro de Asuntos Estratégicos, sucede en Aviación Civil a Wagner Bittencourt, de perfil técnico y sin afiliación partidaria.

El ministerio de Agricultura estaba en manos de Jorge Mendes Ribeiro, del PMDB, y ahora pasa a las de su correligionario Antonio Andrade, hasta ahora diputado y una relevante figura del partido en el estado de Minas Gerais.

La cartera de Trabajo continúa bajo la gestión del PDT, en el que Manoel Dias, secretario general del partido, sucede a Carlos Brizola, quien no contaba con el apoyo de toda su formación.

El nombramiento de los ministros fue anunciado la noche del viernes y la ceremonia se celebró este sábado puesto que Rousseff tiene previsto viajar en la madrugada de este domingo a Roma para asistir a la entronización del papa Francisco.