"Los estadounidenses no atacarán Corea (del Norte), ya que no es que sospechen, sino que saben con seguridad que tiene armas nucleares" aseguró el canciller ruso, Serguei Lavrov en declaraciones a la televisión rusa, en las que contrastó la situación actual con lo que ocurrió en las semanas previas a la invasión norteamerciana a Irak en 2001.

Estados Unidos "bombardearon Irak sólo porque tenían información absolutamente concluyente de que allí no había ningún arma de destrucción masiva" analizó y sostuvo que "prácticamente todo el mundo está de acuerdo con este análisis". No obstante, Lavrov dijo que si prospera una opción militar, la península coreana puede volverse "muy imprevisible".

"En dicha evolución de los acontecimientos no sufrirían decenas de miles, sino cientos de miles de personas inocentes tanto en Corea del Sur como en el Norte y, por supuesto, en Japón y también en Rusia y China, que están muy cerca", advirtió.