Moscú. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia criticó hoy a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por su despliegue antimisiles en Europa, y dijo que el bloque continúa ignorando deliberadamente las consecuencias negativas de las acciones y pone en riesgo el sistema de seguridad euroatlántico completo.

La portavoz de la cancillería, Maria Zakharova, acusó a Estados Unidos y a la OTAN de "acciones deliberadas para cambiar el equilibrio de fuerza existente, incluida la implementación forzada de los planes antimisiles Estados Unidos-OTAN en Europa".

"Al contrario de los intereses objetivos del mantenimiento de la paz y estabilidad en Europa, así como de la necesidad de unir a todos los actores internacionales responsables para combatir los modernos desafíos reales y no artificiales, la alianza se enfoca en la contención de una amenaza inexistente desde el Este", dijo Zakharova cuando comentó sobre la cumbre de la OTAN llevada a cabo el 8 y 9 de junio en Varsovia.

La portavoz dijo que han habido intereses "completamente exagerados" de satanizar a Rusia para justificar las medidas tomadas para una concentración militar en Europa y desviar la atención del "papel destructivo" de la OTAN de provocar crisis e inestabilidad en todo el mundo.

"Esperamos las explicaciones detalladas de la OTAN con respecto a su aplicación en todas las direcciones durante la próxima reunión del Consejo Rusia-OTAN a nivel de representantes permanentes, que se llevará a cabo el 13 de julio", dijo la vocera.

El primer día de la cumbre en Varsovia, capital polaca, la OTAN reconoció la preparación operativa inicial del escudo antimisiles, lo que en realidad significa que la OTAN puede asumir oficialmente el mando del componente del sistema de defensa antimisiles, localizado en Rumania.