Moscú. Rusia encuentra contradictoria la información sobre las acusaciones de espionaje formuladas por Estados Unidos, dijo este martes a Reuters un alto funcionario de relaciones exteriores, pocos días después de que los presidentes de ambas naciones se reunieron en Washington.

"Está apareciendo información muy contradictoria, y no se pueden extraer conclusiones de ella", dijo Mikhail Margelov, jefe de la comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara Alta del parlamento ruso.

Las acusaciones de Washington de que una red de espionaje ruso había sido arrestada se conocieron en medio de los intentos por "reiniciar" las relaciones entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría.

La semana pasada el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, visitó Estados Unidos y se entrevistó con su par estadounidense, Barack Obama, y se reunió con empresarios para mostrar a Rusia como un lugar para invertir.

El servicio de inteligencia exterior ruso y el portavoz del primer ministro, Vladimir Putin, dijeron a Reuters no tenían comentarios sobre las acusaciones de espionaje.

El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, agregó que las acusaciones posiblemente no sean discutidas durante la reunión de Putin y el ex presidente estadounidense Bill Clinton en Moscú.

Autoridades estadounidenses han acusado a 11 personas de llevar a cabo tareas encubiertas en Estados Unidos para reclutar fuentes políticas y recabar información para el Gobierno ruso.

Este lunes las autoridades dijeron que 10 de ellos fueron arrestados este domingo en Boston, Nueva York, Nueva Jersey y Virginia por acusaciones que incluyeron el cargo de conspiración para actuar como agentes ilegales de la Federación Rusa y lavado de dinero.

El grupo, bautizado los "Ilegales", fue acusado de estar al servicio de la agencia de inteligencia rusa SVR, que le encomendó la tarea de ingresar a Estados Unidos y asumir identidades falsas, de acuerdo al Departamento de Justicia estadounidense.