El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo el domingo que la orden de desalojar varias instalaciones diplomáticas en territorio estadounidense es un "acto directo de hostilidad".

"Instamos a las autoridades estadounidenses a cambiar de idea y devolver las instalaciones diplomáticas rusas de forma inmediata", comentó en su sitio web.

Diplomáticos rusos abandonaron el sábado tres propiedades en Estados Unidos, incluido el consulado en San Francisco, cumpliendo una orden aprobada por Washington en represalia por la reducción del personal en las legaciones estadounidenses ordenada por Moscú.