Ankara. Una propuesta hecha a Irán para que intercambie combustible, que Brasil y Turquía están tratando de revivir, es una posible salida a la disputa sobre el programa nuclear de la república islámica, dijo este miércoles el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev.

Turquía y Brasil, miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, están tratando de relanzar la estancada propuesta de intercambio de combustible nuclear, apoyada por la ONU, en un esfuerzo para evitar más sanciones contra Irán.

"Si ese tipo de propuestas fuera apoyada por todos los participantes de este proceso, entonces esta no sería una mala salida a la situación", afirmó Medvedev.