El presidente José Mujica mantendrá una reunión bilateral con su colega ruso, Vladimir Putin, durante la cumbre del grupo de países BRICS, que se realizará el lunes 14 y martes 15 en Brasil, según confirmaron a El Observador fuentes de cancillería.

Al mismo tiempo, fuentes del Poder Ejecutivo informaron del interés oficial de parte del gobierno ruso en el puerto de aguas profundas de Rocha.

La agenda del encuentro entre los dos presidentes todavía no fue confimada, según las fuentes, por lo que no es seguro que el tema del puerto de aguas profundas sea tratado en la reunión.

No obstante, es claro el interés del gobierno de Putin en el tema, aclararon los informantes.

La construcción de un puerto de aguas profundas en Rocha es una de los principales proyectos impulsados por el gobierno de Mujica, que hasta ahora no se ha concretado.

Los dos mandatarios sostendrán un encuentro bilateral durante la reunión que se llevará a cabo en la ciudad de Fortaleza, un día después que concluya el Mundial de fútbol.

Uno de los principales asuntos que impulsa el presidente Mujica es que el Mercosur firme acuerdos comerciales con Rusia, por lo cual aprovechará su presencia en la reunión de este grupo de países para comenzar negociaciones formales en esa dirección.

La pretención de establecer un nexo entre Rusia y el Mercosur , tal como aspira el presidente Mujica, se concretó en un momento en que Putin está enfrentado con la Unión Europea, que está empeñada en sancionar a Rusia luego que ese país dispusiera la anexión a su territorio de Crimea, una antigua provincia de Ucrania.

Cumbre

Mujica asistirá a la cumbre de los BRICS en calidad de invitado, al igual que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y a representantes de los otros países que integran la Unión Suramericana de Naciones (Unasur).

El grupo BRICS está formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La presencia de Putin en Brasil –donde presenciará la final de la Copa del Mundo en el estadio maracaná– y antes en Argentina, se enmarca en la primera gira que el gobernante ruso realizará por América Latina.