Moscú. Rusia quiere una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para debatir el ataque estadounidense con misiles sobre Siria, dijo el viernes el Ministerio de Exteriores ruso, describiendo la acción como "irreflexiva".

El Ministerio dijo en un comunicado que Rusia también suspendía un acuerdo de seguridad aérea siria con Estados Unidos.

"No es la primera vez que Estados Unidos ha recurrido a una medida irreflexiva, que sólo exacerba los problemas existentes y amenaza a la seguridad global", dijo.

El ataque fue "puntual", dijo un oficial de defensa estadounidense a Reuters, indicando que se esperaba que fuese un solo ataque sin planes de realizar más.

Rusia ha desestimado las acusaciones de Occidente contra el presidente sirio, Bashar el Asad, del que Washington dice que fue responsable de un ataque químico con gas que provocó varios muertos en la provincia siria de Idlib.

El Ministerio ruso dijo que estaba claro que había preparados ataques estadounidenses antes del incidente en Idlib.

Los misiles Tomahawk se lanzaron desde el USS Porter y el USS Ross cerca de las 20.40 hora del este (0040 GMT del viernes), y alcanzaron varios objetivos -incluida la pista de aterrizaje, aeronaves y estaciones de combustible- en la base aérea de Shayrat, que el Pentágono dice fue utilizada para almacenar armas químicas.

El ataque fue "puntual", dijo un oficial de defensa estadounidense a Reuters, indicando que se esperaba que fuese un solo ataque sin planes de realizar más.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, dijo que el ataque no significaba que la política de EE.UU. en Siria hubiese cambiado.

"Esto indica claramente que el presidente desea tomar acciones decisivas cuando sea necesario", dijo a los periodistas. "No buscaré extrapolar eso a un cambio en nuestra política o postura relativa a nuestras actividades militares de hoy en Siria. No ha habido cambios en ese estado", dijo.