Guatemala. Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez son señalados por delitos de genocidio y contra deberes de humanidad, por la muerte de mil 771 ixiles, en Quiché.

El expediente fue recibido en la Sala el viernes pasado, y ayer, después del mediodía, fue trasladado a la presidencia de la CSJ.

Se conoció que los magistrados Artemio Tánchez, Fausto Corado y Héctor Echeverría se excusaron, por considerar que este caso no es de su competencia, por tratarse de un proceso de Mayor Riesgo.

Se han excusado 60. En la Sala Primera del ramo Penal, 60 magistrados suplentes se excusaron de resolver la orden de la Corte de Constitucionalidad (CC) —del 22 de octubre del 2013— de emitir una nueva resolución en que se fundamente por qué no se entró a resolver la petición del militar sobre si procede la amnistía.

De tal manera que desde hace cuatro meses se continúa sin dar cumplimiento al fallo del máximo tribunal que determinó que la Sala Primera debería emitir el fallo en un plazo de cinco días.

Édgar Pérez, abogado de las víctimas, indicó que los magistrados de la Sala Segunda evaden una responsabilidad constitucional, ya que el argumento no es válido.

Acciona Caldh. Paralelamente, el Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh) presentó un amicus curie —amigos de la corte—, en la Sala Segunda, con la intención de explicarles a los magistrados que la CC denegó una acción en que el general Héctor López Fuentes pretendía ser amnistiado.

Juan Francisco Soto, director de la entidad, expuso: “En este recurso le explicamos a la Sala el razonamiento por el cual no se puede aplicar la amnistía a —José Efraín— Ríos Montt”.

Largo proceso. El segundo juicio está programado para el 5 de enero del 2015.

El 15 de diciembre del 2011 se presentó voluntariamente a la Fiscalía de Derechos Humanos.

El 26 de enero del 2012fue ligado a proceso por genocidio y delitos contra los deberes de humanidad, por la muerte de mil 771 indígenas en el área Ixil, Quiché.

El 10 de mayo del 2013, el Tribunal Primero de Mayor Riesgo A lo condenó a 80 años de prisión.

El 20 de mayo, la CC resolvió anular el fallo y ordenó repetir el debate. La judicatura se separó del caso y el expediente pasó al Tribunal B.