Nueva Orleans. Rick Santorum ganó las primarias republicanas de Luisiana este sábado, según una proyección de CNN basada en sondeos a boca de urna, su undécima victoria estatal, aunque aún es superado por Mitt Romney por un amplio margen en la cuenta de delegados nacionales.

CNN realizó el anuncio momentos después del cierre de las urnas, citando el liderazgo de Santorum entre votantes en todos los grupos según ingresos, excepto entre los muy ricos.

Según las proyecciones, Romney, ex gobernador del estado de Massachusetts, saldría segundo en Luisiana. El ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, obtendría el tercer lugar y el congresista por Texas Ron Paul, el cuarto.

A Santorum, un ex senador por Pensilvania socialmente conservador, le ha ido bien en estados conservadores del sur, donde ganó en Misisipi y Alabama este mes.

Entre los republicanos de Luisiana hay muchos cristianos evangélicos. El estado también tiene un gran bloque de votantes católicos quienes, como grupo, son considerados más conservadores que los católicos en muchos otros estados.

Las primarias de este sábado repartieron a sólo 20 de los 46 delegados republicanos, mientras los precandidatos se disputan el derecho a enfrentar al presidente demócrata Barack Obama en las elecciones generales del 6 de noviembre.

Los primeros conteos de votos de un puñado de urnas mostraron a Santorum con 40% de las preferencias, a Romney con 30% y a Gingrich con 21,6%. Si esos totales se mantienen, tanto Santorum como Romney ganarían delegados en Luisiana.

Sondeos a boca de urna mostraron que 47% de los votantes republicanos se identifican como "muy conservadores" y entre ellos Santorum superaba a Romney por 52% contra 24%.

Santorum también ganó mayorías entre votantes que se definían como algo conservadores o moderados.

Un precandidato republicano necesita 1.144 delegados para asegurar la nominación del partido. El actual conteo de delegados de CNN muestra a Romney con una amplia ventaja, con 563 delegados, frente a 251 de Santorum.