Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que un cese al fuego bilateral con la guerrilla de las FARC solo se daría cuando se hayan logrado los acuerdos relacionados con justicia y víctimas, a quienes señaló como el centro de los diálogos de paz en La Habana, Cuba.

"Lo importante es acelerar el cese al fuego bilateral y definitivo y eso implica una cantidad de negociaciones sobre diferentes puntos por ejemplo la propuesta del ex presidente (Alvaro) Uribe sobre la concentración de la guerrilla en ciertos sitios, eso es un paso necesario en cualquier proceso de desmovilización", señaló el mandatario, citado hoy por la prensa local.

El jefe de Estado aseguró que el tiempo se ha convertido en el peor enemigo del proceso de paz que se adelanta desde hace dos años y ocho meses y que atraviesa por su momento más difícil por cuenta de la suspensión del cese al fuego unilateral de las FARC desde el pasado mes de mayo que ha dejado decenas de muertos, heridos, daños ambientales y pérdidas materiales en varias regiones del país.

"Ya los colombianos han perdido la paciencia, las FARC haN comenzado a entender que se debe acelerar ese cese al fuego", agregó Santos a la vez que reiteró que valora el gesto de las FARC de retomar el cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio.

De otro lado, aseguró que por la vía militar es muy difícil desaparecer a la guerrilla antes de 15 a 20 años por lo que la mejor alternativa para Colombia es concretar la paz a través de los diálogos de paz.

"Con muy poquitos (guerrilleros), pueden seguir haciendo el terrorismo que están haciendo ahora (...) la paz, tengan la seguridad de que es mejor negocio que la guerra y la tenemos cerca", advirtió.

Santos pidió a los empresarios colombianos seguir respaldando el proceso de paz que en este momento no goza de la mayor popularidad y les recordó que en promedio, según varios especialistas en economía, la paz empujaría el crecimiento de Colombia entre 1,5 y 2 por ciento de por vida.