El presidente de Colombia aseguró que gracias al cese bilateral del fuego acordado con las FARC no se jan registrado acciones violentas relacionadas con la guerra durante a última semana y renovó su campaña a favor de sí en el plebiscito.

Santos añadió que esta es una de las evidencias por las que, a su juicio, "acabar con la confrontación armada está permitiendo salvar vidas en todo el territorio nacional, incluyendo las de los mismos integrantes de los grupos ilegales", consigna hoy el diario El Tiempo en su página web.

El Jefe de Estado hizo un comparativo con esta misma semana (29 de agosto al 4 de septiembre), pero del año 2010, e informó que para esa época se registraron 15 acciones violentas relacionadas con el conflicto armado, mientras que ahora, en 2016, no se ha presentado ninguna.

El pasado 29 de agosto comenzó a regir un cese bilateral del fuego que decretó Santos luego de que, en La Habana, se lograra el cierre definitivo de las negociaciones de paz con las FARC. Esta misma determinación se la ordenó Timochenko, máximo jefe de esa guerrilla, a sus tropas en el país.

"Es el beneficio claro y evidente de haber puesto fin a este conflicto armado, que nos desangró por tantos años", enfatizó el Presidente durante su declaración en la Casa de Gobierno, acompañado por representantes del sector castrense.

Y añadió: "Desde entonces no ha habido un muerto, un herido ni un enfrentamiento con las FARC. Han sido muchas vidas que se salvaron".

El mandatario no solo destacó que se haya cesado la violencia con las FARC debido al cese bilateral del fuego, sino que también hizo un llamado a los colombianos para que en la votación del plebiscito por la paz esta decisión se ratifique y se pueda dar paso a la implementación de los acuerdos de La Habana.

"Para que no haya más muertos y mutilados, y para que los desplazados regresen a sus tierras, es que firmamos este acuerdo", enfatizó Santos, quien puntualizó que "el 2 de octubre está en sus manos seguir salvando vidas con su voto".