Bogotá.- En su último discurso como presidente de los colombianos, durante la instalación del Congreso de la República que legislará en el periodo 2018-2022, Juan Manuel Santos calificó a este órgano como el más pluralista y diverso de la historia colombiana.

Frente a un grupo de 270 nuevos legisladores en el Salón Elíptico del Congreso, Santos hizo un balance de sus últimos dos años de gobierno, en los que su mayor logro fue alcanzar la firma del acuerdo de paz con la guerrilla más antigua del continente y que hoy forma parte de la nueva legislatura con 10 curules, cinco en la Cámara de Representantes y cinco en el Senado.

El mandatario instó al nuevo Congreso y al presidente electo de Colombia, Iván Duque, quien lo sucederá a partir del 7 de agosto, a defender los resultados de este acuerdo firmado en Bogotá a finales de 2016 y por el que, según los estudios oficiales, se ha logrado salvar la vida de miles de personas.

Sin embargo, el nuevo Congreso y el gobierno entrante estarán conformados por personas y funcionarios opositores a estos acuerdos, liderados por el partido del Centro Democrático, cuyo máximo dirigente, el ex presidente colombiano, Alvaro Uribe Vélez, repetirá curul en el Senado, pero ahora dirigiendo a las mayorías.

Las voces de esa bancada, que desde ahora tendrá el poder de determinar los proyectos que serán aprobados, tanto en los temas de la paz como en todos los demás, respaldan lo que Iván Duque prometió hacer durante la campaña que lo llevo a ganar la presidencia de Colombia.

"Nos tocó recibir el resultado de una pésima negociación, pero vamos a organizar como país digno unas reformas que nos permitan corregir el rumbo. No es arriesgar un proceso, pero sí es darles dignidad a unos acuerdos", dijo a Xinhua María Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático momento antes de tomar posesión de su curul.

En opinión de la legisladora, los problemas de Colombia van más allá del cumplimiento o la transformación estos acuerdos.

"El reto más grande es activar la economía del país, si queremos que el país salga adelante debe haber menos demagogia, menos mentira, menos compromiso con la deuda pública hay que poner a producir riqueza a este país", subrayó.

Tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, las dos alas del Congreso de la República, las mayorías quedaron conformadas por la coalición de los partidos Centro Democrático, Liberal, Conservador y Cambio Radical, que al parecer velarán por los intereses del presidente electo Duque, también del Centro Democrático.

Esta es la primera vez que los movimientos progresistas y alternativos alcanzan un número tan representativo de curules.

Entre los partidos Alianza Verde, Polo Democrático Alternativo, Movimiento Independiente de Renovación Absoluta (MIRA), la coalición Lista de la Decencia, el movimiento Colombia Justa Libres y las cinco curules del partido Fuerza Alternativa del Común (FARC) se posesionaron 27 senadores y 22 representantes a la cámara baja.

"El panorama del progresismo en el Congreso es positivo. Seguimos creciendo, en este momento somos 27 senadores de las fuerzas alternativas minoritarias, esto nunca se había visto en el Congreso de la República, siempre habían sido máximo 15, hoy estamos casi duplicando esta cifra", señaló a Xinhua el escritor Gustavo Bolívar, senador por Lista de la Decencia.

Gustavo Bolívar, quien se erigió como uno de los principales escuderos de Gustavo Petro durante su campaña presidencial, agregó que "nuestro movimiento ya se declaró en oposición, democrática, pacífica pero muy enérgica frente a todas las políticas que ya está mostrando desde el nombramiento de los ministros el nuevo presidente".

Guillermo Botero, propuesto por Duque como ministro de Defensa, "ha dicho que hay que legislar sobre las manifestaciones públicas y obviamente nosotros estaremos en oposición a todo esto", añadió Gustavo Bolívar.

En ese tenor opina Angela María Robledo, la ex formula vicepresidencial de Gustavo Petro, quien asumió como diputada del Movimiento Colombia Humana gracias al estatuto de oposición que posibilitó que tanto ella como Petro hicieran parte del nuevo Congreso de la República.

Sobre la conformación del nuevo gabinete del presidente electo Iván Duque, Robledo explicó a Xinhua que, "ellos vienen de defender intereses particulares corporativos, esto es legítimo, lo que no es legítimo que den el paso para defender intereses públicos, estarán impedidos para pronunciarse frente a muchas de las decisiones que hay que tomar".

Agregó que las fuerzas del progresismo en el Congreso legislarán a favor de la consolidación de la paz a través de políticas sociales.

Para Francisco Santos, miembro del partido Centro Democrático y quien ha sido anunciado por Duque como el próximo embajador de Colombia en Washington, tanto el Congreso como el gobierno deben afrontar una realidad adversa debido al gobierno que termina.

"El nuevo gobierno recibe una herencia funesta, una herencia de 200.000 hectáreas de coca, asesinatos de líderes sociales, una economía muy compleja, una desfinanciación gigantesca y una deuda creciente. A un gobierno lo eligen para resolver los problemas que deja el gobierno anterior y para dejar un mejor país que el que recibió y eso hará el presidente (electo) Iván Duque", comentó a Xinhua.

Los contrastes serán entonces las características principales del nuevo Congreso, un órgano legislativo que le dará voz a los que antes empuñaban las armas para ejercer la política.

"La agenda que nosotros vamos a trabajar tiene que ver con un eje central que es la implementación y la profundización de los acuerdos de paz. Eso es lo que necesitamos en el país, construir la paz para que se desarrolle y lograr los cambios necesarios", dijo por su parte a Xinhua Luis Alberto Albán Burbano "Marcos Calarcá", representante del partido FARC, momentos antes de sentarse en su nueva curul, empuñando un ramo de rosas.