Pasar al contenido principal
Santos dice que asesinato de uniformados colombianos se debe a fallas en protocolos de seguridad
Domingo, Octubre 23, 2011 - 20:23

El mandatario envió las condolencias a los familias de los cerca de 40 uniformados que han perdido la vida en el territorio colombiano en las últimas horas.

Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se mostró desconcertado con la muerte de al menos 40 soldados producto de los últimos ataques terroristas y dijo que son producto de fallas en los protocolos de seguridad, y eso no debería suceder.

“Los protocolos de seguridad no deberían porque sufrir este tipo de consecuencias”, reiteró el mandatario.

“Eso es lo que vamos a revisar y también vamos a revisar el plan democracia para que las elecciones del próximo domingo se lleven a cabo con total tranquilidad”, indicó Santos.

“Vamos a Tame (Arauca) a revisar qué fue lo que sucedió. Estos hechos, los de Tumaco el viernes y Arauca ayer (sábado), son producto de fallas en los protocolos de seguridad. Eso no debería suceder, y por eso vamos con los altos mandos, con el ministro de Defensa a revisar esos protocoles para que se cumplan estrictamente. Este tipo de hechos no deberían suceder”, dijo el presidente antes de partir hacia el departamento de Arauca donde fueron asesinados 10 soldados este sábado, tras un ataque terrorista del grupo subversivo de las FARC.

El mandatario envió las condolencias a los familias de los cerca de 40 uniformados que han perdido la vida en el territorio colombiano en las últimas horas. "La muerte de un solo soldado, de un policía nos duele profundamente", dijo.

Unos diez militares murieron y cuatro más resultaron heridos este sábado en el municipio de Tame en un ataque del décimo frente de las subversivas FARC. Entre los militares muertos se encuentran un oficial, un suboficial y ocho soldados profesionales.

Este viernes diez militares murieron y seis resultaron heridos en un acto terrorista con morteros caseros que la cuadrilla Daniel Aldana del grupo de las FARC cometió contra un grupo de militares, en cercanía de Tumaco.

Autores

ELESPECTADOR.COM