Bogotá. El presidente colombiano Juan Manuel Santos condenó este sábado los ataques perpetrados por las FARC en los municipios de Toribío y Corinto (Cauca).

El mandatario afirmó que las acciones buscan distraer la atención de la Fuerza Pública, que está llegando a las madrigueras de los cabecillas del grupo guerrillero. El jefe de Estado agregó que, según los reportes que ha recibido desde la zona, la situación está controlada.

"Esos ataques y la forma como se presentaron demuestran claramente la sevicia y el desespero de las FARC. Uno de esos ataques fue de esos de suicidio terrorista: un bandido se metió en un carro, lo aceleró, se salió del carro y ese carro entró al pueblo y explotó", explicó el jefe de Estado.

Entre tanto, el alcalde de Toribío, Carlos Banguero, señaló que la población fue atacada cuando hacía mercado, cobrando la vida de dos personas y dejando a 70 más heridas.

"Fue un ataque brutal de las FARC contra la población de Toribío. Parece que utilizaron un carro bomba, cargado con 100 kilos de explosivos, y lo detonaron en el centro del municipio cuando todos estábamos haciendo mercado", dijo el alcalde. "Hay dos personas muertas y 70 heridas. Todos son civiles", indicó.

"Este es el tercer ataque que cometen las FARC durante 2011. En enero y abril hostigaron el área rural del municipio, pero la Policía y el Ejército los bloquearon", añadió el alcalde.

El ataque en Toribío, con una población de 26.000 habitantes, comenzó hacia las 10:00 a.m. y aún continuaba en Corinto y Caldono. Ante los hostigamientos, la Fuerza Aérea movilizó varias unidades, según indicaron fuentes militares.

En el pueblo, varias viviendas quedaron casi destruidas. Muchos de los habitantes de Toribío huyeron hacia poblados cercanos, según señaló en declaraciones telefónicas a la AFP Clara Cerón, dirigente comunitaria de esa localidad.

Helicópteros militares sobrevolaban la zona para tratar de rescatar a los heridos, de los cuales al menos 20 fueron ya trasladados a un hospital cercano, indicó Cerón. "Esto ha sido muy duro. Había mucha gente en el pueblo porque hoy es día de mercado", explicó la mujer que se encuentra en esa población.

Según el alcalde Banguero, en la historia de Toribío las FARC han cometido 13 ataques, en los cuales han muerto 41 personas y han resultado heridas 600. La guerrilla hostigó también este sábado las poblaciones vecinas de Caldono, Jambaló, Siberia y Santander de Quilichao, todas en Cauca.

"Sabemos de un civil herido en Caldono y otro en Siberia", dijo a la AFP una fuente de la policía de Cauca, al referir que la Fuerza Pública se desplazó también a esos pueblos.