El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo este sábado que lamenta las bajas que ha tenido la Fuerza Pública y aseguró que en materia de seguridad no bajará la guardia.

Las declaraciones las hizo el mandatario durante el Acuerdo para la Prosperidad que se realizó la ciudad de Florencia, Caquetá. 

“Esta semana hemos tenido unos reveses que nos han dolido mucho. En el norte de Santander, once miembros de la Fuerza Pública asesinados por el ELN. Luego, en un ataque en La Guajira dos policías y dos civiles fueron asesinados por estos grupos armados. En Antioquia sufrimos dos bajas del Ejército por parte del frente 36 de las Farc”, dijo el Mandatario.

Asimismo, el mandatario dijo que los soldados de las Fuerzas Militares "están cumpliendo con su deber” y que “la orden que tienen los comandantes oficiales y suboficiales es clara: no bajar la guardia un solo instante en la lucha contra cualquier tipo de criminalidad”.

También aseguró que de aquellos miembros de las FARC que se han desmovilizando “saben que están en algo sin futuro y que la contundencia de la Fuerza Pública los tiene correteados por todas partes, se cansaron de esa vida”.