Bogotá. El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, se mostró muy complacido con el anuncio del mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, de que acudirá al cambio de mando el próximo 7 de Agosto, y consideró que "sería una gran noticia que el Presidente (Hugo) Chávez pueda asistir a la posesión".

Por eso, confirmó que su canciller, María Ángela Holguín, desea ir a Ecuador y Venezuela para ir mejorando las relaciones con esas naciones, informó El Espectador.

Respecto a su situación jurídica en Ecuador, consideró que será fácil de resolver pese a la advertencia del mandatario ecuatoriano de que podría ser detenido si visita Quito, donde tiene una orden de arresto, acusado de ser autor intelectual de una incursión militar en territorio ecuatoriano en marzo de 2008, cuando era ministro de Defensa, para atacar un campamento de la guerrilla de las FARC.

El hecho desató la ruptura de relaciones diplomáticas por ser considerado por Ecuador como violatorio de su soberanía, pero ahora las naciones andinas vecinas están en proceso del restablecimiento de sus lazos.

"Es una situación jurídica que yo respeto, no comparto por supuesto (...), creo que es una iniciativa que no tiene precedentes en la historia jurídica internacional, creo que eso fácilmente va a ser resuelto", dijo Santos a periodistas desde Londres, donde está como parte de una visita por algunos países europeos.

Santos tomará posesión como presidente de Colombia el próximo 7 de agosto, por un periodo de cuatro años.

"Yo no quiero meterme en las relaciones entre el poder judicial ecuatoriano y el poder ejecutivo ecuatoriano, eso se lo dejo a los ecuatorianos", agregó Santos.

Pero el gobierno de Colombia ha enfatizado en que no reconoce la jurisdicción extraterritorial de la justicia de Ecuador para investigar y juzgar a sus funcionarios.

En la incursión militar ocurrida en marzo de 2008 murieron 24 personas, entre ellas el líder de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Raúl Reyes.

Santos, que prometió seguir los pasos de su antecesor, el presidente Álvaro Uribe, en la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico del que se nutre, celebró el anuncio del presidente Correa de que asistirá a su posesión, en un gesto de distensión de las relaciones entre Bogotá y Quito.

"Creo que ese es un paso en la dirección correcta", concluyó el mandatario electo.

(Con información de Reuters)