El presidente Juan Manuel Santos les hizo este lunes un ‘jalón de orejas’ a los altos funcionarios del Estado por el tema de la “confidencialidad” en cuanto al proceso de paz.

Santos ordenó a los ministros y funcionarios del Gobierno mantener un máximo de confidencialidad.

El Jefe de Estado los exhortó a evitar comentar sobre el proceso de paz con las FARC y las negociaciones exploratorias con el ELN.

Justamente Santos así respondió sobre la columna de Daniel Coronell en la revista Semana donde revela conversaciones entre el ex comisionado Luis Carlos Restrepo y el empresario Henry Acosta (un mediador con las Farc), en las que acordaron supuestamente desviar $1.650 millones (unos US$800.000) en contratos para congraciarse con las FARC.

"Yo no voy a hacer comentarios, ni ningún funcionario va a hacer comentarios, si el día de mañana tenemos algo que informarle al país, seremos los primeros, mientras tanto confidencialidad absoluta”, asegurpo.

Y agregó: “No vamos ni a confirmar todos esos rumores que están circulando, ni a negarlos ni a comentarlos, es la instrucción que le he dado a todos los funcionarios, simplemente vamos con la misma responsabilidad con la que hemos actuado con las FARC, vamos a buscar un proceso con el ELN".

Finalmente, el mandatario admitió que el país no cuenta con los suficientes recursos para financiar una eventual etapa de post conflicto, por lo que destacó la gira que emprenderá en el mes de noviembre por Europa para conseguir recursos que lleven a solventar una los acuerdos con la guerrilla una vez se firme la paz.