Bogotá. El candidato oficialista Juan Manuel Santos es favorito para ganar la presidencia de Colombia en la segunda vuelta y duplica con creces la intención de voto de su rival del Partido Verde, Antanas Mockus, revelaron este jueves dos encuestas.

El sondeo de Invamer Gallup reveló que Santos, candidato del Partido de la U y ex ministro de Defensa del presidente Álvaro Uribe, alcanza 66,5% de la intención de voto, frente a 27,4% de Mockus, un matemático y filósofo de origen lituano.

La segunda vuelta para elegir al sucesor de Uribe se realizará el próximo 20 de junio.

"Se conserva la tendencia de dos a uno que se dio en la primera vuelta. Parece un hecho ya dado que la mayor posibilidad de que el próximo presidente sea Santos es mayúscula", dijo el gerente de Invamer Gallup, Jorge Londoño.

En la encuesta del Centro Nacional de Consultoría (CNC) Santos alcanzó 60,8% de la intención de voto, frente a 28,3% de Mockus.

Santos ganó cómodamente la primera vuelta en la que obtuvo 46,5% de los votos contra 21,4% de Mockus.

Santos, quien como ministro de Defensa asestó los más duros golpes a las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ha prometido mantener la política de seguridad de Uribe, pero haciendo más énfasis en lo social.

El candidato oficialista ganó cómodamente la primera vuelta en la que obtuvo 46,5% de los votos -6,8 millones- contra 21,4%  -3,13 millones- de Mockus.

Todas las encuestas sobre intención de voto para la primera vuelta pronosticaban un cerrado duelo entre los dos candidatos presidenciales.

Las firmas encuestadoras explicaron que los sondeos publicados se hicieron 10 días antes de la elección y que muchos electores cambiaron su decisión por factores como las contradictorias y polémicas declaraciones de Mockus en los debates de televisión.

En dos meses, Mockus logró un sorprendente ascenso en las encuestas impulsado, según los analistas, por su discurso de lucha contra la corrupción, honestidad, transparencia y legalidad, en un país hastiado de escándalos por malversación de los recursos públicos.

Pero el impulso del ex alcalde de Bogotá se detuvo y luego comenzó un descenso en los sondeos, algo que analistas adjudican a sus posiciones dubitativas y sus discursos poco entendibles para un amplio sector de la población.

El descenso que marcó Santos en los sondeos previos a la primera vuelta fue atribuido a que los votantes lo percibían como el heredero político del actual Gobierno y lo relacionaban con los escándalos de corrupción y violación a los derechos humanos.

La encuesta de Invamer Gallup incluyó 1.200 entrevistas con un margen de error de 3%, mientras que la del CNC evaluó 2.000 entrevistas con un margen de error de 2,1%.

En el sondeo previo de Invamer Gallup, el 19 de mayo, Santos obtuvo 43% de la intención de voto para la segunda vuelta contra 48,5% de Mockus.

En el del Centro Nacional de Consultoría, de hace una semana, Santos alcanzó 61,6% de la intención de voto y el candidato del Partido Verde 29,8%.