Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, respondió la tarde de este jueves, en el marco de la presentación de un plan de desarrollo nacional, a las críticas del ex mandatario Álvaro Uribe sobre temas de seguridad, señalando que debe estar tranquilo porque le "estamos cuidando muy bien sus huevitos".

"¡Al fin llegó la hora! ¡La hora de la prosperidad para todos!”, dijo Santos, al sancionar el Plan Nacional de Desarrollo, calificando la estrategia como el principal instrumento para el desarrollo de la tarea gubernamental en el cuatrienio.

“La Ley del Plan Nacional de Desarrollo que sancionamos es la hoja de ruta que diseñamos en el gobierno para este cuatrienio, un plan que ha sido debatido y enriquecido por el Congreso Nacional en innumerables audiencias públicas a lo largo y ancho del país”, dijo.

El mandatario agradeció especialmente a los senadores y representantes por el tiempo dedicado a su estudio y discusión, y resaltó que el Congreso “se ha lucido” en esta legislatura.

“En esta ley –como en tantas otras que han sido fruto de esta legislatura, a la que no dudo en calificar como histórica– se ha visto el patriotismo y el sentido del deber de nuestros parlamentarios, y así tenemos que reconocerlo y aplaudirlo”, expresó.

Sostuvo también que con la norma sancionada, se dispone de un instrumento normativo fundamental, tal vez el más importante para el desarrollo de la tarea gubernamental.

“Podemos decir, por fortuna, que no nos hemos quedado quietos en estos diez meses, y que ya hemos avanzado y seguimos avanzando en cada uno de los frentes que forman los ejes y la esencia del Plan”, aseguró Santos.

El presidente colombiano dijo que es importante el Plan Nacional de Desarrollo "porque esta ley apuesta –a la vuelta de cuatro años– por un país: con un crecimiento económico alto, sostenido y sostenible, con una tasa de desempleo de un dígito, y una disminución sustancial en la informalidad y el subempleo; con una pobreza sustancialmente disminuida, que represente, sobre todo, muchos menos compatriotas en la pobreza extrema”.

Explicó que la norma también permitirá tener más de un millón doscientos mil niños vinculados a programas integrales de primera infancia y una cobertura en educación superior que supere el 50%; unos índices de criminalidad que continúen en descenso, y cumplir el sueño de la consolidación definitiva de la paz.

“En definitiva, un país con prosperidad democrática, con Prosperidad para Todos”, puntualizó’.

Y concluyó afirmando que “ahora nos queda seguir trabajando para cumplir sus propósitos. Unidos podemos lograrlo, ¡y vamos a lograrlo!”.