La paz se hace entre enemigos, no entre amigos, afirmó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al referirse a las conversaciones de paz con la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Entramos a este proceso con toda honestidad, con toda determinación, con toda cautela. Sabemos que no va a ser fácil”, dijo Santos al comenzar el Acuerdo para la Prosperidad número 84, en Sincelejo.

En la oportunidad destacó la importancia de los negociadores designados por el Gobierno, entre ellos dos ex generales de las Fuerzas Armadas. Especialmente se refirió a quien encabeza el equipo, quien es el ex vicepresidente Humberto de la Calle Lombana. “Una persona que tiene la admiración y el respeto de todos los colombianos”, indicó.

Añadió que “también pusimos en ese equipo a dos representantes de nuestras Fuerzas Armadas del más alto nivel, del más alto calibre”, refiriéndose a los ex generales Jorge Enrique Mora Rangel y Óscar Naranjo, que lideraron las Fuerzas Militares y la Policía, respectivamente.

Indicó que cuando le consultan si la presencia de los ex oficiales podría obstaculizar el proceso de diálogo, “yo les digo no, todo lo contrario. La paz se hace entre los que están peleando, entre enemigos; no entre amigos. Y precisamente, poner personas que están y que han estado en la lucha, en el combate, lo que nos garantiza es que si este proceso tiene éxito —y yo, repito, espero que tenga éxito— entonces esto tenga bases sólidas para que la paz sea estable y duradera”.

Puntualizó que si por alguna razón las gestiones de paz no tienen un final exitoso, “lo que sí quiero es que todos los colombianos tengan muy claro es que hemos diseñado este proceso para que no incurramos en ningún costo”.

Al referirse al encuentro que tuvo este jueves en el Fuerte de Tolemaida con los generales y almirantes de las Fuerzas Armadas para explicarles los detalles del proceso de paz, señaló que “les he dicho a las Fuerzas Armadas —estuve reunido con todos los generales, almirantes del país, del Ejército, de la Armada, de la Policía Nacional, de la Fuerza Aérea, hace dos días—, les expliqué ya en detalle cómo era el proceso, pero les di una orden muy clara y ellos la entendieron perfectamente: nosotros hemos llegado aquí a este punto gracias al trabajo de nuestros soldados, de nuestros policías”, sostuvo.

Agregó que “al mismo tiempo somos responsables de que esto termine bien. Por eso no podemos bajar la guardia en ningún momento. Tenemos que continuar y yo les he dicho a estos individuos de las FARC que solamente el día en que cerremos el conflicto definitivamente nosotros cesaremos las operaciones militares”, advirtió el Presidente.

Por otra parte indicó que “les he pedido a los medios de comunicación: por favor no comiencen la competencia por la ‘chiva’, el ‘síndrome de la chiva’, porque eso lo que hace es convertir esto en una especie de circo mediático y eso es lo que queremos evitar, lo queremos evitar a toda costa. Por eso hemos dicho que este proceso tiene que ser serio, digno, tiene que ser también eficaz y realista”.

“Yo soy un convencido de que después de 50 años de guerra nosotros tenemos que pasar esa página. Somos el único país con un conflicto interno en todo el hemisferio, tenemos el conflicto interno más largo de la historia en el mundo entero. Eso va en contra de la Marca País, va en contra de esas cosas maravillosas que tenemos”, enfatizó el presidente colombiano.