Luego de que la guerrilla de las FARC decidiera posponer la liberación de seis uniformados que permanecen en cautiverio, el presidente Juan Manuel Santos, señaló, a través de su cuenta en Twitter, que las Fuerzas Militares desconocen el lugar en el que se encuentran los secuestrados y exigió al grupo guerrillero que los entregue sin ninguna condición.

“Por Dios, no más trucos y engaños. Ni siquiera sabemos dónde están los secuestrados. No han entregado coordenadas. Libérenlos ya!!”, escribió el mandatario en su cuenta oficial @JuanManSantos.

El presidente rechazó este nuevo intento de las FARC de responsabilizar al gobierno por el secuestro de los cerca de once militares y policías.

En horas de la mañana, el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, aseguró que las Fuerzas Armadas no llevan a cabo operaciones en áreas donde pueda haber liberaciones de militares y policías secuestrados y acusó a las FARC de torturar psicológicamente al país.

Pinzón respondió así al anuncio hecho por las FARC de un aplazamiento indefinido de las liberaciones de secuestrados anunciadas en diciembre con el argumento de que la zona donde se proponía entregarlos está militarizada y el gobierno quiere "a toda costa" un rescate militar de los rehenes.

"El área que habíamos escogido para la liberación de los prisioneros de guerra (...) ha sido militarizada injustificadamente por el gobierno de Colombia, lo cual nos impone aplazar su concreción", sostuvo el Secretariado de las FARC.

“Nadie ha mencionado región alguna ni coordenada alguna", subrayó Pinzón y explicó que de ninguna manera el gobierno adelanta operaciones en regiones en las que se considere que pueda haber liberaciones.

Los secuestrados por liberar son el militar Luis Alfonso Beltrán Franco y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero y José Libardo Forero, todos ellos con más de diez años de cautiverio.