Bogotá. “Nos ha costado mucho llegar a donde estamos. Nos ha costado esfuerzo, sacrificios, sangre y mucha persistencia. Ahora que los terroristas se encuentran acorralados, temerosos de la Fuerza Pública… ¡Ahora sí podremos destinar más presupuesto a la inversión social, a la salud, la educación, a la construcción de vivienda para todos!”.

Con estas palabras el candidato presidencial Juan Manuel Santos se dirigió ante unas 2.500 personas de distintos sectores que asistieron a la firma del Gran Pacto Social y ciudadano, que tuvo lugar en la noche de este lunes en el Hotel Tequendama de Bogotá.

“Algunos –añadió Santos- critican mi origen o mi apellido y dicen que me he valido de ellos para ocupar cargos de responsabilidad. ¡Qué poco se acercan a la realidad! ¡Me siento orgulloso de mi apellido, de una familia que durante cinco generaciones ha luchado por la libertad! Pero yo no escogí dónde nacer. En cambio, sí escogí dónde servir”.

También planteó que es momento de generar empleo. “¡Hoy los convoco a defender el legado del mejor Presidente que ha tenido Colombia! Por el bien de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos, ¡tenemos que seguir avanzando! ¡Para que todos los colombianos tengamos trabajo, trabajo y más trabajo! (…) Que lo sepa Colombia: ¡mi gobierno será el gobierno del trabajo!”, dijo.

Afirmó que en su administración se generarán 2.400.000 empleos: “El desempleo estará por debajo de 9%, al finalizar mi mandato. Haremos que en cada hogar haya por lo menos, ¡escúchese bien!, una persona con trabajo formal”, señaló.

Expuso algunas de las medidas que implementará para alcanzar esta meta: “Dando subsidios en los impuestos a las empresas que generen empleo formal; con programas como Empleo en Acción, que ponen a trabajar a los colombianos en la construcción de infraestructura para su comunidad; y apoyando a las nuevas empresas, con facilidades legales y tributarias, durante sus primeros 3 años, mientras comienzan a generar empleo formal”.

Fuerzas Militares. Acudieron a este evento organizaciones de mujeres, jóvenes, trabajadores, personas en condición de desplazamiento, indígenas, afrocolombianos, comunidades religiosas, asociaciones de reservistas, militares y policías en retiro, organizaciones campesinas, ambientalistas, trabajadores de la seguridad privada, usuarios de créditos de vivienda, personas en condición de discapacidad, adultos mayor, intelectuales y madres comunitarias.

Santos recordó que, como ministro de Defensa, fueron asignados amplios recursos para la salud de los miembros de las Fuerzas Armadas y para la nivelación salarial de muchos de ellos, aunque reconoció que algunos no alcanzaron a ser cobijados: “Espero que desde la Presidencia podamos saldar esa deuda”.

Añadió que está comprometido con la defensa de todos los miembros de las Fuerzas Armadas, frente a la “guerra jurídica” que algunos han emprendido contra ellas. “Dentro de un marco de respeto a los Derechos Humanos, ¡no vamos a permitir que se pierda en los tribunales lo que con tanto esfuerzo ganamos en el campo de batalla!”, dijo.

Aseguró que se mantendrán los aportes parafiscales que sostienen al SENA, al Bienestar Familiar y a las cajas de compensación familiar. También, señaló, le dará continuidad al programa Familias en Acción.