Cartagena. Irritado ante los constantes reclamos por un supuesto deterioro en la seguridad de Colombia, el presidente Juan Manuel Santos rechazó categóricamente la idea de que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) esté resurgiendo militarmente y amenace a la economía.

En una entrevista en la noche del martes en su residencia oficial de la ciudad costera de Cartagena, Santos dijo que la mayor actividad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia es sólo un intento por mantener presencia y generar noticias, pero que en realidad enfrenta una ola de ataques militares que aminora su infraestructura y los desmoraliza.

"Mientras más débiles son estos grupos ilegales, más quieren mostrar que están vivos", dijo Santos en el salón del lujoso edificio de piedra situado en medio de los jardines de un complejo militar. "¿Y qué utilizan ellos? El terrorismo", agregó.

Economía. La economía colombiana se está desacelerando y la inversión extranjera récord ha llevado a su moneda a ser la más apreciada del mundo, problemas que llevaron a Santos a poner a prueba la independencia del Banco Central al pedirle a que tome medidas drásticas.

El banco se reúne el viernes para decidir si modifica la tasa referencial de interés desde el actual 5,25%.

"Afortunadamente, tenemos algo de margen de maniobra", dijo. "Con la situación como está ahora, diría que un par de recortes son apropiados", agregó en referencia al rumbo de las tasas de interés.