Bogotá. El presidente electo, Juan Manuel Santos, descartó pronunciarse acerca de las deterioradas relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela.

Al conocer que los venezolanos anunciaron la ruptura de las relaciones y el retiro del cuerpo diplomático de Bogotá en Caracas, Santos dijo que "la mejor contribución es no pronunciarnos".

Según él, el presidente Álvaro Uribe es el mandatario hasta el próximo 7 de Agosto, y, por ello, no es prudente que él hable de este difícil tema.

La declaración de Santos se dio desde Ciudad de México, donde se reunió con el mandatario Felipe Calderón.