Bogotá. Un ingeniero experto en petróleo educado en Estados Unidos y un abogado enfocado en industria y turismo fueron designados este viernes en Colombia como los nuevos ministros de Minas y Energía, y de Comercio Industria y Turismo.

El presidente electo, Juan Manuel Santos, dijo a periodistas que Carlos Rodado, de 67 años, educado en las universidades de Chicago y Michigan, estará al frente de la cartera de Minas y Energía, con el encargo de administrar el auge que se avecina en el sector, con inversiones previstas por unos US$60.000 millones de 2008 a 2015.

Santos, quien asumirá el cargo el 7 de agosto, agregó que el abogado Sergio Díaz-Granados, de 41 años, experto en industria y turismo y especializado en España, asumirá la cartera de Comercio, Industria y Turismo, con el reto de ratificar importantes tratados de libre comercio, especialmente con Estados Unidos y la Unión Europea.

"Son dos personas nacidas en la Costa Atlántica colombiana (...) y son muy importantes por las inversiones que están llegando", dijo Santos en una conferencia de prensa en España, en medio de una gira europea que realiza esta semana, y que lo llevó a Gran Bretaña, Alemania y Francia.

Los sectores de minas y energía e industrial son considerados por Santos como dos de las "locomotoras" que pondrá a funcionar a toda marcha cuando asuma su mandato de cuatro años y que impulsarán a la economía colombiana a un crecimiento superior al 6% anual.

Santos fue elegido con la promesa de seguir las políticas de mano dura contra la guerrilla izquierdista que aplicó en los últimos 8 años el presidente Álvaro Uribe, y que mantiene a los insurgentes replegados en selvas y montañas.

Desafío con auge. "Asumo este desafío con un gran sentido de la responsabilidad", dijo Rodado en una entrevista radial. Rodado ya había ocupado esa cartera en la década de 1970, y fue presidente de la estatal Ecopetrol, así como ex embajador en España.

"Colombia tiene unas potencialidades en el campo minero-energético que hay que traducir en realidades", agregó.

Colombia se propone ahorrar en fondos en el exterior casi todos los US$6.000 millones que se estima recibirá en regalías en los próximos 10 años, para invertirlos en épocas de declive de la economía.

El país espera producir más de un millón de barriles de petróleo y unas 120 millones de toneladas de carbón al año, que se convertirán en un soporte crucial del aparato productivo, pero cuyo auge podría afectar a los demás sectores de la economía.

Por su parte, Díaz-Granados fue viceministro de Comercio, Industria y Turismo, y más recientemente presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Colombia (Anato).

Los tratados comerciales con Estados Unidos y la Unión Europea son cruciales para aumentar las exportaciones del país, actualmente de casi US$40.000 millones, algo que han pedido las agencias calificadoras de riesgo como una de las condiciones para regresar el grado de inversión al país.

El tratado con Estados Unidos, el primer socio comercial del país y el cual fue firmado en 2006, está estancado en el Congreso de esa nación, por alegaciones de la mayoría demócrata en torno a la violencia contra los sindicalistas.