Al término del consejo extraordinario de seguridad, el presidente Juan Manuel Santos, en compañía de la cúpula militar anunció el pago de una recompensa de $500 millones de pesos (US$280 mil) por información que permita la captura y judicialización de los responsables del atentado ocurrido este martes en la calle 74 con Caracas.

El primer mandatario se pronunció por el atentado contra el exministro de Estado, Fernando Londoño. Dijo que tenía amenazas contra su vida de tiempo atrás y que por tal razón su esquema de seguridad era bastante sofisticado. Nueve personas lo custodiaban y gracias al vehículo blindado en el que se movilizaba logró salir con vida del ataque.

“No hemos podido tener ningún vínculo que nos dé prueba del atentado. La Fiscalía tiene varias informaciones, le pedí al fiscal que nos dé información más detallada porque hasta el momento no es mucho lo que se puede decir”, señaló Santos.

El Jefe de Estado agregó que las autoridades no tienen información acerca de quiénes son los responsables del atentado. “No tenemos todavía información que nos pueda llevar a fijar responsabilidades, no sabemos quién está detrás de ese ataque”.

Indicó que el tema será investigado rigurosamente. “No es el primer caso de terrorismo que hemos sufrido; el país ha sufrido muchos casos, por eso pedimos unidad y templanza”.

“Todo el Estado y el Gobierno Nacional y Distrital luchará contra las modalidades de terrorismo. Si lo que se pretende es doblegar nuestro estado de ánimo, el resultado es todo lo contrario. Frente a estos hechos redoblamos nuestros esfuerzos. Hemos ofrecido recompensa 500 millones por información que nos pueda llevar a capturar a los responsables. Esa recompensa será pagada a quien nos dé pistas”.

“No tenemos todavía información que nos pueda llevar a fijar responsabilidades, no sabemos quién está detrás de ese ataque”. Juan Manuel Santos.

Santos informó que se creó un comité especial para hacerle seguimiento a este caso en donde está el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Militares y la Alcaldía de Bogotá.

“Ese comité se reunirá con la frecuencia que sea necesaria para saber qué fue lo que sucedió. Vamos a redoblar todos los esfuerzos en materia de inteligencia. Nos preocupa que estos dos hechos (carro bomba desactivado en barrio Eduardo Santos) se hayan presentado en el mismo día. No sabemos cuál es el objetivo y esto nos obliga a ser más contundentes”, concluyó.

A su turno, el fiscal general, Eduardo Motealegre, señaló que las autoridades trabajan en la identificación de los autores materiales del ataque y advirtió que al terminar esta semana se tendrán resultados preliminares de las investigaciones.

“En el transcurso de esta semana tendremos avances, al menos para explicarle al país el modus operandi de este atentado al exministro Londoño. Además vamos a determinar si este hecho tiene que ver con el ataque de esta mañana, pero hasta el momento no hay relación”, dijo Montealegre al señalar que la Fiscalía analiza videos en los que se puede ver a los responsables de la activación del artefacto explosivo que dejó dos víctimas mortales.

Finalmente, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, hizo un llamado a la ciudadanía para que de manera oportuna denuncie cualquier irregularidad que ponga en riesgo la seguridad de la capital, que este martes se vio perturbada por una amenaza de bomba en el barrio Eduardo Santos y por la explosión de un artefacto explosivo contra la caravana del exministro Londoño.

“La ciudad que ha sido objeto de un atentado debe resistir y mantener la tranquilidad, pero con firmeza. La comunidad debe denunciar cualquier hecho sospechoso (…) Si el objetivo de la organización terrorista es la desestabilización de la política, no podemos permitirlo”, puntualizó el mandatario local.