Bogotá. El candidato presidencial oficialista de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que en caso de ser elegido presidente continuará con la política de desmovilización del actual gobierno, y entregará incentivos jurídicos y económicos a los guerrilleros que tomen la determinación de desmovilizarse.

Dentro de esa política, ofrecerá dinero a quien entregue secuestrados e información que facilite acciones militares contundentes contra la guerrilla. "Yo prefiero un desmovilizado a un capturado, y un capturado a un muerto", explicó.

En ese sentido, anunció que empezará a buscar el instrumento jurídico que evite que ese guerrillero desmovilizado vaya a la cárcel.  "Un desmovilizado desmoraliza a las propias FARC y trae información valiosa que ayuda a dar golpes certeros", manifestó.

"Los ayudaremos financiera y jurídicamente pero por favor les pidió que no continúen más con esta locura porque esto producirá más muertes, sangre y tristeza; y de eso no queremos más", agregó.

Mockus vaticina “malos tiempos”. En tanto, el candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, aseguró que es el momento para que el Ejército pueda realizar más rescates de secuestrados en poder de las FARC.

Mockus dijo que gracias a la capacitación que reciben los soldados y policías en Colombia, se producen resultados que son reconocidos en todo el mundo.

Destacó la necesidad de seguir entregándole a los uniformados de las distintas fuerzas la mejor educación para que sean cada vez "más contundentes con la mejor tecnología y más inteligencia".

Sobre las FARC, Mockus afirmó que es el peor momento que vive ese "grupo terrorista" por lo que las autoridades deben seguir atacando a quienes se declararon por fuera de la Constitución. "Hoy Colombia vive buenos momentos, mientras que son tiempos malos para las FARC", aseguró.