Bogotá, Xinhua. El presidente Juan Manuel Santos ordenó este martes a sus negociadores que presionen a representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que aceleren el diálogo, y se llegue así a un acuerdo en el tema rural, en el ciclo de conversaciones que comienza este miércoles en Cuba.

Según Santos, en esta etapa debería llegarse a un acuerdo en el primer punto de la agenda acordada entre gobierno y guerrilla, que es el tema agropecuario.

"En la agenda hay varios puntos. Está el punto número uno, que yo espero que se concrete ya finalmente en esta ronda de negociaciones (...) que es el tema del desarrollo rural", expuso el presidente colombiano ante la prensa local.

Añadió que este punto fue propuesto por el gobierno por considerar que es un tema importante para las FARC y porque "para nosotros no representaba una concesión mayor, nuestra política agraria es una política agresiva, muy progresista", aseguró Santos, quien encabeza un gobierno emanado de la derecha.

El jefe de Estado recordó que la mesa de diálogo fue instalada hace seis meses y defendió el hermetismo de las conversaciones, argumentando que de revelarse cualquiera de los avances se estaría permitiendo la interpretación malintencionada de los que llamó "enemigos de la paz".

"Divulgar acuerdos parciales es algo muy atractivo para los enemigos de la paz, porque dirán: si logramos acuerdo en el segundo punto, que es el de la participación política, pero no hemos logrado nada sobre desarme, van a decir, como ya están diciendo: 'entregaron participación política sin que hayan entregado las armas'", dijo.

De igual forma, Santos criticó a los negociadores de las FARC porque éstos hablan todos los días desde Cuba y opinó que esta actitud no es favorable para su propósito de abrir un espacio político en el país y que por el contrario las está desgastando.

De igual forma, Santos criticó a los negociadores de las FARC porque éstos hablan todos los días desde Cuba y opinó que esta actitud no es favorable para su propósito de abrir un espacio político en el país y que por el contrario las está desgastando.

Santos se refirió, además, al importante papel de los medios de comunicación en el desarrollo del proceso y su responsabilidad en divulgar sólo la información que de mutuo acuerdo las partes deciden hacer pública.

"En ese proceso el papel de los medios es también muy importante; su responsabilidad (radica en) qué publica y qué no publica", dijo el presidente.

"Muchas veces cuando no hay información oficial, sino información de las partes —acuérdense del ejemplo de Israel y los palestinos—, pues la contraparte también va a querer manipular la información y dar todo tipo de señales, que en el fondo pueden entorpecer o dificultar el proceso mismo", precisó.

El equipo gubernamental, encabezado por Humberto de la Calle, viajó hoy a La Habana, Cuba, para reanudar las conversaciones con el grupo guerrillero, que se prolongarán en esta etapa previsiblemente hasta el 25 de mayo.