Pasar al contenido principal
Santos quiere normalizar sus relaciones con la Corte Suprema en medio de tensiones
Miércoles, Agosto 31, 2011 - 08:11

Pese a la pretensión del gobierno de quitarle a la Corte Suprema de Justicia la investigación de los congresistas para darle esa facultad a la Fiscalía General de la Nación, el mandatario intentará conciliar sus ideas con el alto tribunal, en medio de la discusión de la reforma a la justicia colombiana.

El presidente Juan Manuel Santos continuará con su proceso de acercamiento con las Altas Cortes, en medio de la discusión de la reforma a la justicia.

Pese a la pretensión del gobierno de quitarle a la Corte Suprema de Justicia la investigación de los congresistas para darle esa facultad a la Fiscalía General de la Nación, el mandatario intentará conciliar sus ideas con el tribunal. Además, esa visita se registra cuando ya se conoce que la fiscal Viviane Morales Hoyos es partidaria de asumir los procesos de los congresistas, en su etapa de investigación.

Y es que Santos, acompañado de los ministros del Interior, Germán Vargas Lleras; y de Justicia, Juan Carlos Esguerra, se encontrará con la sala penal de la Corte.

De tal orden es el ambiente de conciliación del gobierno que como antesala al encuentro de Santos y la Corte, Esguerra dos horas antes de dicha cita también acudirá a la Corte Constitucional para dar un saludo protocolario ante los magistrados de este tribunal.

Pelea de Santos con el Consejo de Estado. Aún así, la última imagen del gobierno con una Corte, el Consejo de Estado, da cuenta de un rifirrafe (conflicto) entre Santos y el presidente de ese tribunal, Mauricio Fajardo.

El martes en un acto público en la biblioteca Luis Ángel Arango donde se desarrolló el Congreso Iberoamericano de Derecho Electoral, el presidente del Consejo de Estado ⁠, Mauricio Fajardo, pidió al gobierno replantear varios puntos de la reforma a la justicia, que a juicio del tribunal, perjudicarían a esa Alta Corte.

Para Fajardo, la reforma apunta "a debilitar al Consejo de Estado en cuanto se nos someta o subordine a otras instituciones puesto que con ello se desconocería la historia".

"El proyecto obligaría al país a regresar sus pasos varios siglos en el tiempo y de la misma manera se afectaría la estructura y el funcionamiento que el constituyente del 91 diseñó para la rama judicial", aseguró.

El Consejo de Estado considera que la autonomía de la rama judicial también se vería afectada por la reforma⁠.

De inmediato, apenas cuando iniciaban los saludos protocolarios en su discurso, el presidente Juan Manuel Santos le respondió al magistrado Fajardo.

Santos desmintió que se quiere interferir en la autonomía de la justicia⁠, a través del acto legislativo.

"No se trata de debilitar al Consejo de Estado sino fortalecer la autonomía del poder judicial", recalcó el Jefe de Estado.

Autores

Reuters