Panamá. Varios locales comerciales de los populosos sectores de Calidonia y la Central en la capital panameña fueron abiertos a la fuerza y saqueados hoy, al término de una marcha que llegó hasta la sede de la Asamblea Nacional de Diputados.

Varios cientos de personas que llegaron a la sede legislativa fueron dispersados por policías con gases lacrimógenos.

Imágenes de la televisión mostraron cuando grupos empezaron a sacar artículos de los negocios en las áreas aledañas, cuyas puertas fueron violentadas.

Las protestas son en rechazo a una ley propuesta por el gobierno que permite la venta de terrenos en la panameña Zona Libre de Colón (ZLC), en el sector Atlántico.

Los medios mostraron además a una persona tirada en el piso y que según un reporte del telecanal Telemetro resultó herida de bala a causa de un disparo que recibió cuando supuestamente intentaba ingresar a un local para robar.

Un miembro de la Policía informó entretanto conocer que había otra persona más herida.

Los actos vandálicos se desataron en medio de un ambiente que había empezado tenso esta mañana por el cierre de importantes vías en diferentes partes de la capital panameña, en una protesta liderada por miembros del sector de la construcción en rechazo a la Ley sobre la ZLC.

El presidente panameño Ricardo Martinelli, quien está fuera del país en desarrollo de una visita oficial a Japón y Vietnam que inició el fin de semana pasado, había anunciado esta mañana a través de Twitter la decisión de derogar la ley que él sancionó hace una semana, y que el gobierno había insistido en que era buena para contar con recursos que, administrados a través de un fideicomiso, permitieran hacer obras sociales.

Unidades policiales y antimotines recorrían Calidonia y la Avenida Central tras los primeros saqueos, buscando recuperar la tranquilidad del área.

Las imágenes televisivas mostraron además el momento en que se daba la detención de varias decenas de personas cerca de la Asamblea, en tanto se informó sobre tiroteos cerca del área.

El gobierno había informado esta mañana que para derogar la controversial ley era necesario llevar el tema a gabinete, antes de considerar el tema en la Asamblea Nacional de Diputados.

El presidente de la Asamblea Nacional de Diputados, Sergio Gálvez, del oficialista partido Cambio Democrático, aseguró entretanto que se darán los pasos para la derogación este fin de semana de la ley.

En una primera reacción del gobierno sobre los saqueos, el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, dijo en conferencia de prensa en la sede de gobierno que los hechos denunciados serán considerados como actos delincuenciales, y que la fuerza pública va a impedir ese tipo de acciones.