París, Andina. El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, aseguró que la coordinación política de la intervención en Libia continuará en manos de la coalición de países que intervienen en la operación “Odisea al amanecer”.

Sarkozy se reunió con el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, luego de anunciar que la parte militar del operativo a cargo de Estados Unidos, pasaba a manos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Asimismo, el presidente francés defendió los ataques de la coalición contra objetivos del régimen de Muamar Gadafi, que lleva ya 40 años en el poder, y que desató una fuerte represión contra quienes piden un cambio político en la manera que se conduce a Libia.

"Imaginen lo que habría pasado si la coalición no hubiese actuado. Las fuerzas de Gadafi están atacando incluso hospitales", subrayó.

Recalcó que la comunidad internacional está cumpliendo con el mandato de proteger a la población civil tal como ordenó el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

"Si hemos disparado a tanques es porque los tanques disparan contra la población. Si la aviación francesa ha abatido un avión de Gadafi es porque se dirigía a atacar a población inocente", indicó.

Asimismo, realizó un llamado a una movilización mundial para que ningún país compre petróleo de Libia, como una manera de evitar que Gadafi pague a los mercenarios que ha contratado.

Las incursiones de aviones y misiles de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña empezaron el último sábado a fin de asegurar la zona de exclusión aérea, para proteger a la población civil.

Según el Consejo Nacional Transitorio (CNT) de Libia, que lidera la oposición al régimen de Gadafi, estima en unas 8 mil las personas muertas desde que empezaron las protestas a mediados de febrero último.