París. El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, volvió a nombrar este domingo a su aliado Francois Fillon como primer ministro, en un intento por apuntalar su posición 18 meses antes de las próximas elecciones parlamentarias.

"El presidente ha pedido al primer ministro que forme un nuevo gobierno", dijo un comunicado emitido por el despacho de Sarkozy. Fillon presentó su renuncia al gobierno la noche del sábado, antes de un esperado recambio ministerial.

En un comunicado por separado, Fillon dijo que planeaba ingresar a un nuevo periodo del gobierno con determinación, centrándose en las reformas aplicadas desde que se convirtió por primer ministro por primera vez al comienzo del mandato de Sarkozy en el 2007.

"Después de tres años y medio de valientes reformas, llevadas a cabo pese a una severa crisis financiera y económica mundial, estoy comenzando (...) una nueva fase con resolución que permitirá a nuestro país fortalecer el crecimiento de la economía para crear trabajos, promover la solidaridad y garantizar la seguridad de todo el pueblo francés", expresó.

Se esperaba ampliamente que Sarkozy nombrara a Fillon de nuevo y que evitara sorpresas en el recambio de gabinete.

Un funcionario del despacho del primer ministro dijo que la composición del nuevo gobierno será anunciada el domingo o el lunes.

Fillon ha dedicado su carrera a la política y ha tenido varios cargos en el gobierno, incluyendo puestos en los Ministerios del Trabajo, Asuntos Sociales, Educación y Telecomunicaciones.

Debutó en gobiernos de centro derecha en 1993 como ministro de Educación Superior e Investigación.

Como ministro del Trabajo en el 2003, lideró un importante cambio en el sistema de pensiones de Francia en su debate en el Parlamento, pese a protestas de sindicatos, obligando a los empleados públicos a contribuir con igual número de años que el sector privado antes de jubilarse.