Lima. El satélite submétrico, adquirido por el Perú a Francia, permitirá obtener información oportuna para ser utilizada en la estrategia militar contra el terrorismo, el narcotráfico y la minería ilegal, que son los verdaderos enemigos de la patria, afirmó este miércoles el ministro de Defensa, Pedro Cateriano.

Tras señalar que la adquisición de este satélite de observación terrestre era un “viejo anhelo nacional”, el funcionario resaltó que su uso también permitirá enfrentar la pesca ilegal y todas aquellas actividades que ilícitas que atentan contra el estado democrático.

En la ceremonia por el 73° aniversario de la inmolación del héroe nacional, José Abelardo Quiñones, y Día de la Fuerza Aérea del Perú, el ministro destacó la “participación decisiva” de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial en la compra de este satélite.

“El satélite podrá darnos una información oportuna y fiable”, manifestó, en la Plaza de Armas de la Segunda Región Aérea Territorial (Base Aérea Las Palmas), en el distrito de Santiago de Surco.

Remarcó, además, que el satélite peruano será un instrumento técnico de desarrollo para proporcionar información en beneficio de la minería, la agricultura y, en general, de todas las actividades que generen riqueza y contribuyan a “desterrar la pobreza del Perú”.

El gobierno de Perú suscribió a finales de abril pasado el contrato para la compra de un satélite de última generación a Francia, que será el más moderno de Sudamérica.

Dicho acuerdo fue una operación “de gobierno a gobierno” y permitirá al Perú contar con el satélite submétrico de observación terrestre “Asrosat-300” por un total de S/. 597 millones de soles (US$1.978 millones), que incluye el sistema satelital y la estación terrena de control.

En su discurso, Cateriano, subrayó, de otro lado, la importancia de brindar la mejor capacitación a los jóvenes pilotos peruanos y garantizar el desarrollo de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), como una organización tutelar del país, que vigila y defiende los aires y la integridad territorial.

Asimismo, el titular de Defensa hizo hincapié en que la vocación del Gobierno es lograr que los objetivos de las Fuerza Armadas se cumplan dentro del marco constitucional y del respeto irrestricto a la Carta Magna.

“Por esa razón no agotaremos esfuerzos para que, con los recursos económicos que merece, la Fuerza Aérea pueda cumplir con su misión constitucional”, manifestó.

Expresó también que el gobierno ratifica su confianza en los pilotos peruanos “herederos de Quiñones” y dijo que con su trabajo, su esfuerzo y su sacrificio diario le rendirán el mayor homenaje a su patrono.

José Quiñones, aviador de guerra peruano, fue declarado Héroe Nacional del Perú por la Ley N° 16126 del 10 de mayo de 1966, por su inmolación en una misión aérea contra las baterías ecuatorianas, durante la guerra de 1941.