Washington. La mayoría republicana del Congreso de Estados Unidos planea enfrentar con fuerza desde enero la migración ilegal, bloqueando los intentos de una reforma migratoria y analizando alternativas como aumentar las redadas, las deportaciones y aumentar la vigilancia a las empresas privadas para que no contraten a trabajadores ilegales.

Asimismo, una de las opciones es debatir la 14 enmienda para no garantizar ciudadanía a los hijos de indocumentados nacidos en EE.UU.

Los Angeles Times señala que cuando asuma el liderazgo del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, el republicano Peter King planea revertir lo que considera una falta de urgencia en el aseguramiento de la frontera.

Junto con ello, King busca que el Departamento de Seguridad Nacional extienda el programa utilizado por las policías locales para arrestar a presuntos migrantes ilegales, señaló El Universal.

Otro punto que se analizaría sería el reducir el monto de partidas federales para aquellas ciudades que no efectúen suficientes acciones para identificar a los indocumentados.

Ya los republicanos bloquearon medidas a favor de los migrantes como  la del  Dream Act.

Al respecto, el presidente de la Cámara Hispana de Comercio, Javier Palomarez, dijo que “es lamentable que, con esta decisión el Senado haya despreciado la importancia legalizar a miles de jóvenes que representan el futuro de Estados Unidos, mientras que apuestan por políticas que van contra los inmigrantes en todo el país”.