Washington. Funcionarios del Banco Mundial prometieron reportes públicos de gastos de construcción y otras medidas anti corrupción mientras supervisan un fondo multimillonario de reconstrucción para Haití.

El asesor del fondo de fideicomiso de Haití, Josef Leitmann, dijo que aplicará los estándares más elevados de manejo financiero, así como salvaguardias ambientales y sociales, mientras que el BM actuará como agente fiscal en la reconstrucción del país.

"Sabemos que el buen gerenciamiento es clave para asegurar que esos fondos sean usados efectivamente", manifestó Leitmann durante una sesión informativa el sábado. "Por eso la transparencia, la responsabilidad y la lucha contra la corrupción serán una gran parte de lo que hacemos", agregó.

Los donantes internacionales comprometieron el mes pasado la entrega de US$9.900 millones, 5.300 millones de ellos en los próximos dos años, para ayudar a reconstruir Haití luego de que un sismo de magnitud 7 dejó hasta 300.000 muertos en enero y causó daños masivos en la nación caribeña.

La directora del Banco Mundial para el Caribe, Yvonne Tsikata, anunció medidas anti corrupción -incluidas algunas ya establecidas por el Gobierno haitiano- con el objetivo de asegurar la transparencia y responsabilidad.

"Aunque uno no puede controlar obviamente cada aspecto de la corrupción, puedo decir que estamos fijando sistemas que ayudarán a detectarla y a asegurar que exista alguna medida a la cual recurrir si se llega a detectar", indicó Tsikata.

Tsikata dijo que todos los contratos y proyectos serán publicados y divulgados en el sitio web Haití Reconstruction y que las declaraciones de activos existentes, que actualmente se exigen al presidente y ministros de Gobierno, serán extendidas a funcionarios involucrados en el proceso de reconstrucción.

Funcionarios del BM también anunciaron la creación de una unidad anti corrupción dentro de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití, que copreside el primer ministro haitiano Jean-Max Bellerive junto al ex presidente estadounidense Bill Clinton.

Haití había logrado un avance notable en gerenciamiento y en la lucha contra la corrupción en los últimos años, señalaron funcionarios del BM.

La creación de una unidad haitiana anti corrupción y una institución suprema de auditoría, la aprobación de una ley nacional de compras del Estado, mejorías del proceso de presupuesto y la publicación de reportes mensuales de ejecución son vistos como avances positivos, dijeron funcionarios del

Banco Mundial. "En 2005, 60% de los gastos del presupuesto se produjeron sin aprobación previa. En 2009 esa cantidad cayó a 3%", dijo Tsikata. "Esas son mejoras muy reales al gerenciamiento económico en Haití", agregó.

El fondo de fideicomiso está establecido y listo para entrar en funcionamiento, dijo Leitmann, pero el BM está esperando que las contribuciones comiencen a llegar en la práctica.